Público
Público

El extesorero del PP, imputado de nuevo en el ‘caso Gürtel’

El TSJ de Castilla y León llama a Bárcenas a declarar por la investigación sobre un contrato supuestamente amañado para la constructora Teconsa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La sombra del caso Gürtel ha caído de nuevo a plomo sobre el extesorero del PP, Luis Bárcenas, a quien el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) acaba de citar para el día 23 como imputado por su presunta participación en el amaño de un contrato, el de la Variante de Olleros de Alba (León), que deparó a la constructora Teconsa 2,8 millones de euros en 2002 a cambio, supuestamente, de repartir 120.000 euros en sobornos.

Según la Fiscalía Anticorrupción, Bárcenas, sobre quien ya no pesa ninguna imputación en la causa que se sigue en Madrid, recibió aquí 18.600 euros por poner sus influencias al servicio de la red de Francisco Correa, igualmente imputado en esta nueva investigación junto con su número dos, Pablo Crespo. Ayer, el entorno del extesorero conservador recalcó que Bárcenas “no está preocupado” porque “nada tiene que ver” con los hechos investigados. “El no es la persona que aparece en los documentos incautados bajo la sigla L.”, remacharon esas fuentes.

Exonerado por el juez del Tribunal Superior de Madrid (TSJM) Antonio Pedreira en lo que respecta al tronco principal del caso, Bárcenas declarará ante el tribunal castellano-leonés un día antes que el exdiputado del PP Jesús Merino. Senador por Cantabria hasta que su imputación en el caso Gürtel forzó su dimisión en el verano de 2009, Bárcenas se encuentra pendiente de otra probable imputación: la que, salvo viraje extremo, acordará el Tribunal Superior valenciano (TSJCV) cuando arranque de manera efectiva su investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP en connivencia con la trama corrupta. El extesorero mantiene, además, un recurso ante el Supremo contra la decisión del TSJM de enviar el caso a la Audiencia Nacional.

Merino, Galeote y el exconsejero de Fomento también declararán

Anticorrupción, enfrentada al juez Pedreira desde que levantó a Bárcenas la imputación por delito fiscal, cohecho (soborno) y blanqueo, mantiene recurrida su exculpación ante la Sala del TSJM. Adicionalmente, ha articulado otra maniobra para llegar al extesorero del PP: pedir al TSJM que impute de nuevo a la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias, por un delito fiscal presuntamente cometido en 2006. El ingreso en metálico de 500.000 euros en una cuenta bancaria es la clave de la petición de la Fiscalía. Los Bárcenas sostienen que aquel medio millón procedía de la venta de unos cuadros y han aportado documentos en apoyo de su versión.

Pedreira entiende que la repetición de las siglas “L.” y “L.B.” en la contabilidad secreta de la red corrupta no basta para concluir que esas iniciales esconden el nombre de Bárcenas. Y replica a Anticorrupción que, hasta la fecha, no ha aportado datos que afiancen la tesis de que Bárcenas cobró de Correa y los suyos y ocultó luego el dinero.

En Castilla y León, Bárcenas encabeza una lista de 17 imputados en la que figuran otros cuatro exdirigentes y exaltos cargos del PP: el exdiputado Jesús Merino; el exeurodiputado Gerardo Galeote; el exconsejero de Fomento de Castilla y León José Manuel Fernández Santiago, Toti, actual diputado regional; y Luis Alberto Solís, exdirector general de Carreteras y presidente de la mesa de contratación que otorgó el contrato a Teconsa en noviembre de 2002. Varios responsables de rango medio de esa consejería y dos directivos de Teconsa –uno de ellos, su propietario– completan la relación. Según la Policía, fue el hoy exconsejero José Manuel Fernández Santiago quien más cobró: 26.400 euros. Galeote le sigue con 26.400. A Merino y Bárcenas, el informe los equipara con 18.600 euros.

El extesorero 'no tiene nada que ver con estos hechos', dice su entorno

Es en un auto dictado el pasado día 2 donde la Sala Civil y Penal del TSJCyL plasma las 17 imputaciones. El tribunal emitió su resolución mes y medio después de que, el 20 de septiembre, aceptase la inhibición acordada por el juez Antonio Pedreira, que instruye el sumario de Madrid. Pedreira entendió que en el amaño del concurso sobre la Variante de Olleros no había indicios delictivos suficientes contra Bárcenas y Merino. Los exculpó pero la Sala del Tribunal Superior de Madrid corrigió al magistrado al subrayar que la decisión sobre quién está o no involucrado corresponde a la Justicia castellano-leonesa.

El auto del TSJCyL no menciona la palabra sobornos y la sustituye por el sintagma “comisiones ilegales”. En realidad, el fondo de la cuestión es el mismo: si varios cargos del PP se repartieron con Correa 120.000 euros.

En esta rama del caso Gürtel hay un informe policial clave para las acusaciones que sustenta Anticorrupción. Fechado el 30 de septiembre de 2009, ese informe basa sus conclusiones en la documentación incautada a José Luis Izquierdo, contable de la trama e imputado tanto en Madrid como, ahora, en Castilla y León.

La Policía sostiene que el que se embolsó 18.000 euros es Bárcenas Los papeles del contable no sólo reseñaban una serie de iniciales junto a las cantidades asignadas en el reparto del presunto soborno de Teconsa sino algo aún más comprometedor: un fax enviado desde la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León sobre la adjudicación a Teconsa y sobre el que hay unas anotaciones manuscritas. Esas notas consignan cantidades que, según la Policía, reflejan el porcentaje de la comisión ilegal pagadera.

En un mapa del caso Gürtel, Teconsa se situaría en una posición central dentro del abanico de empresas que pagaron favores. La constructora dio su gran pelotazo no con el ladrillo sino con la visita del papa a Valencia en 2006. Aquello le reportó un contrato de seis millones del que, según la Policía, Correa se embolsó la mitad.