Público
Público

Fernández Vara se muestra "receptivo" a las exigencias de IU

El líder regional de la federación, Pedro Escobar, pide un cambio de la Ley Electoral, el rechazo al proyecto de la refinería y una reforma fiscal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los indicios apuntaban a que ayer viernes podrían asomar alguna pista sobre el color del futuro Gobierno de la Junta de Extremadura o, al menos, de la composición de la Mesa de la Asamblea, que se constituirá el martes. Nada. La incertidumbre se estirará algo más. Como poco, todo este fin de semana, cuando IU reúna a sus órganos de dirección y cuente con la presencia de la cúpula federal, empezando por Cayo Lara. Pero al menos ayer se produjo la primera entrevista cara a cara hecha pública entre el socialista Guillermo Fernández Vara, y el líder regional de IU, Pedro Escobar. No hubo foto del encuentro, celebrado en Mérida.

Durante la reunión, que la federación definió en un comunicado como 'cordial y breve', Escobar entregó al presidente en funciones su Propuesta para la rectificación y giro a la izquierda de la política en Extremadura, un documento de apenas folio y medio al que tuvo acceso Público [pinchar aquí] y que representa sus líneas rojas para un acuerdo con el PSOE... y con el PP, puesto que el texto se ofrece 'a la sociedad extremeña y a las otras fuerzas políticas presentes en el Parlamento'. Vara se mostró, siempre a juicio de IU, 'receptivo e interesado'. El coordinador regional salió 'con la impresión de que se puede hablar de todo' con el candidato socialista.

IU percibe el 'profundo deseo de cambio y renovación' que siente Extremadura, y una 'exigencia de rectificación y giro a la izquierda'. Partiendo de ambas premisas, presenta los 'doce mandamientos'.

Entre ellos, la reforma de la Ley Electoral, el rechazo a la Refinería Balboa, la recuperación del Impuesto de Patrimonio, un plan de austeridad 'y limpieza de la Administración', la revisión del sistema de financiación autonómica que depende del Gobierno central, programas de empleo juvenil y de apoyo a pymes y autónomos, una Ley de Renta Básica, la congelación de los conciertos educativos, la exigencia de transparencia y el cierre de la oficina del expresidente Juan Carlos Rodríguez Ibarra.

El PSOE preservó su hermetismo y su prudencia. Fuentes del partido sólo apuntaron que la ejecutiva regional, que se reunirá el lunes, examinará el texto de IU y tomará una decisión. 'No podemos decidir nada. Ya delegamos en Guillermo la conducción en exclusiva los contactos', excusaban varios dirigentes.

El Consejo de Ministros decidió ayer nombrar miembro del Consejo de Estado al expresidente de la Junta de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra.

El PP pedirá la comparecencia del vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que lo explique. Para la derecha es un ejemplo más de cómo el PSOE “está convirtiendo” las instituciones del Estado en una “oficina de colocación”.

Los conservadores mostraron su “sorpresa” después de que Ibarra dejara la oficina que la Junta le tenía asignada como expresidente al conocerse que su presupuesto ascendía a más de 1,5 millones de euros.