Público
Público

La Fiscalía investiga a PxC por su propaganda electoral racista

Golpe al partido de Anglada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La xenófoba Plataforma por Catalunya (PxC), liderada por Josep Anglada, podría haber cometido un delito de incitación al odio racial en la propaganda que envió a los domicilios particulares durante la campaña electoral del mes pasado. Así lo considera la Fiscalía de Barcelona, que abrió este jueves una investigación preliminar a raíz de tres denuncias presentadas por la asociación Jama Kafo de Mataró (Barcelona), el Defensor del Pueblo de Santa Coloma de Gramenet y un grupo de estudiantes de la Universidad de Barcelona (UB).

La correspondencia electoral denunciada incluía un falso cheque por valor de 4.000 euros a nombre de un tal 'Mohammed Alcabir Amir' , acompañado del ideario político xenófobo de la formación catalana. 'Primero los de casa' y 'No hay lugar para ninguno más, ni cívico ni incívico, ni legal ni ilegal', eran algunos de los mensajes más duros del folleto que difundió el partido.

El fiscal, además, encargó a la Policía que recoja todo el material gráfico y audiovisual que pueda estar vinculado al discurso racista de PxC, lo que supondría la inclusión de mítines de los candidatos de la formación de Anglada durante la campaña electoral previa a las elecciones del 22-M.

También por el mismo delito de incitación al odio racial, Anglada y otro concejal de su partido en Vic (Barcelona) están a la espera de juicio. En este caso, se enfrentan a un año y medio de cárcel acusados de repartir panfletos apócrifos de contenido racista.

En los últimos comicios, Plataforma per Catalunya creció sustancialmente en número de concejales, con un total de 60, y se hizo un hueco en el cinturón metropolitano de Barcelona, donde hay más inmigración.

En l'Hospitalet de Llobregat, la segunda ciudad más poblada de Catalunya, PxC alcanzó los tres ediles y, en Santa Coloma de Gramanet, obtuvo dos representantes. En Vic, donde el mismo Anglada es concejal, la formación acabó consolidándose como segunda fuerza.