Público
Público

Gallardón moviliza a 12.000 trabajadores por la visita del papa

Los sindicatos ven "desproporcionado" el operativo y creen que hasta un tercio de los funcionarios "podrían estar trabajando" durante la JMJ

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unos 12.000 trabajadores, entre policías municipales, agentes de movilidad y miembros del Samur, Protección Civil y del Servicio de Limpieza Urgente (Selur) serán movilizados por el Ayuntamiento de Madrid durante la semana de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), del 16 al 21 de agosto.

Según afirmó ayer el director general de Emergencias y Protección Civil de la Comunidad de Madrid, Alfonso del Álamo Jiménez, este ingente operativo ayudará a los peregrinos a solventar cualquier problema, como una pérdida de documentación, un trastorno alimentario o un retraso en la incorporación a un centro de acogida. 'Cualquier tipo de incidente, por pequeño que sea, será atendido en tiempo real con la red de comunicación que hemos establecido de cara a la JMJ', dijo del Álamo en la presentación del Centro de Coordinación del Voluntariado que se ha ubicado en el Centro Integrado de Seguridad y Emergencias de Madrid (CISEM).

Una centralita se ocupará de la coordinación de todo el dispositivo

Esta pequeña sala, donde trabajan 68 voluntarios por turnos durante las 24 horas, será los oídos de la JMJ y el lugar desde el que se coordinará la acción de los efectivos cedidos por el Ayuntamiento para la visita del papa, de los que unos 4.000 serán agentes de la Policía Municipal. De esta forma, en el caso de que se registre 'algún incidente relevante' se transmitirá a las vicarías del Episcopado de Madrid y en última instancia, si el incidente 'es de la suficiente magnitud, llegaría al CISEM', explicó Del Álamo.

Para ello se ha dado formación a cerca de 3.000 voluntarios, quienes portarán terminales individuales digitales de última generación, de manera que 'tanto alojamientos, como eventos culturales o catequesis, aparecerán georeferenciados en el mapa de riesgo de la ciudad'. Además, estas personas han sido formadas en prevención de riesgos, reanimación cardiopulmonar, uso de telecomunicaciones o planes de autopro-tección, mediante 33 programas específicos.

'Podemos decir que por primera vez en un evento de concentración de masas, todo lo que ocurra va a ser conocido en tiempo real por los servicios de Protección Civil y trasladado a los autoridades competentes para resolverlo', sentenció el coordinador del operativo.

'Todo se ha hecho por imposición, sin negociar con nadie', afirma UGT

Los sindicatos se mostraron muy críticos con este despliegue, que califican de 'desproporcionado', y afirman que la mayor parte de los trabajadores del Ayuntamiento madrileño se han quedado sin vacaciones durante esas fechas y sin la posibilidad de cumplir con las libranzas que les corresponden.

El secretario de la sección sindical del Ayuntamiento de Madrid de UGT, Luis Miguel López Reillo, cree que es exagerado que por la visita de un líder espiritual 'se tenga que organizar todo este despliegue'. Desde el sindicato calculan que en el Ayuntamiento de Madrid trabajan 27.000 funcionarios y, por lo tanto, López estimó que 'en el caso de que la cifra dada por Emergencias de 12.000 efectivos incluya a los 2.500 voluntarios ya formados que tiene el Samur, 'cerca de un tercio de la plantilla total del Ayuntamiento estaría trabajando para el papa'.

Los bomberos recibirán una carta instándoles a acudir al trabajo

En cualquier caso, López puntualizó que 'se están dando cursos especiales para la visita del papa, algo que no se había visto nunca', lo que podría 'inflar' el número de voluntarios de Protección Civil.

En cuanto a las condiciones laborales, los sindicatos han denunciado que 'todo se ha hecho por imposición, sin negociar con nadie'. Así, muy pocos funcionarios podrán coger vacaciones esas fechas. Entre los casos que generan más polémica está el de los bomberos, a quienes se notificará por carta que deben acudir a sus puestos de trabajo, pese a tener libranzas, con sólo 24 horas de antelación; los policías, de los que sólo un 20% podrá estar de vacaciones, cuando en estas fechas normalmente la mitad cuelga el uniforme; o el Samur, con sus 600 efectivos operativos.

Los únicos que no tienen trabas para descansar en estas fechas son los agentes de movilidad, ya que sus compañeros 'podrán cubrirles con horas extras', apostilló López, mientras su homólogo en CCOO, José Luis Pérez Méndez, critica el 'excesivo' gasto que supone esta situación excepcional. 'Se está gastando mucho dinero de la Administración pública en algo que se irá tal y como vino', sentencia.

Los voluntarios de la JMJ son el otro pilar básico para garantizar la seguridad en los diferentes actos y trabajarán mano a mano con el Ayuntamiento de Madrid. Marta es una de esas 20.000 personas que colaborarán altruistamente en el nuevo centro de coordinación. 'Hay un trabajo muy fuerte detrás, con varios años de preparación, y esperamos que con la ayuda de Dios todo salga bien'.