Público
Público

Garzón: "Algunos han pasado el límite de lo aceptable en un Estado de Derecho"

El magistrado se defiende confesando que vive "una situación injusta" y está convencido de que los procedimientos abiertos contra él se deben a "intereses"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 Baltasar Garzón no se siente 'acosado' en su trabajo diario, aunque sí considera que la situación que vive es 'injusta'.

'Hay muchas personas, y algunos en particular', que 'han pasado el límite de lo asumible y aceptable', ha apuntado sin citar nombres en particular.

El Tribunal Supremo tiene abiertos tres procesos judiciales ('que no son agradables', ha afirmado) en su contra: uno por declararse competente para investigar las desapariciones durante el franquismo y la Guerra Civil, otro por percibir supuestamente dinero del Banco Santander para su estancia en la Universidad de Nueva York y un tercero por las escuchas a imputados del caso Gürtel.

Para Garzón, que ha intervenido en una mesa redonda en el XXII Congreso de Derecho Penal de la Universidad de Salamanca, los ataques que recibe no obedecen a errores en su labor como magistrado, sino  a 'intereses que no se comparecen bien con la Justicia'.

'Soy un ciudadano normal que aspira a tener las garantías que todo ciudadano tiene ante la Administración de Justicia, creo en esa Administración de Justicia y cuando toque y cuando así se deba establecer, quedará clarificada toda la situación', ha aventurado.

El magistrado no comparte la admisión de las tres causas en el Tribunal Supremo y, por eso, su defensa ha presentado los 'recursos correspondientes'.

Preguntado sobre si el Gobierno ha apoyado o no al juez Eloy Velasco tras la polémica con Venezuela por la presunta colaboración del Gobierno de aquel país con ETA y las FARC, Baltasar Garzón ha asegurado que el Ejecutivo sí ha salido en defensa de Velasco.

Metido en cuestiones de corrupción, ha abogado por buscar medidas previas a los hechos y que la Justicia cuente con herramientas que permitan una mayor premura a la hora de actuar y, en este sentido, señaló que la respuesta en España a la corrupción es 'buena'.