Público
Público

El Gobierno reducirá el límite de velocidad en carreteras, una medida "soviética" según Pons

Férnandez Díaz no ha concretado en cuánto reducirá el límite en las vías convencionales, pero ha dejado claro que la decisión está ya tomada. El PP criticó duramente a Zapatero por hacer l

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno del PP plantea reducir el límite máximo de velocidad en las carreteras convencionales en primavera, cuando está previsto que entre en vigor el nuevo código de circulación, aunque todavía no ha decidido en cuánto. Esta nueva medida contradice lo que defendían los conservadores cuando estaban en la oposición, pues el propio González Pons tildó de 'soviética' la bajada del límite en autovías y autopistas que impulsó el ejecutivo de Zapatero. En febrero de 2011 aseguraba al respecto, irónicamente, que 'es lo que se les ha ocurrido, podrían habernos obligado a apagar la luz a las diez de la noche o a vivir dos familias por casa'.

Sin embargo, ahora el PP ha cambiado de opinión. El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha recordado que el 77% de los accidentes mortales se registran en ese tipo de vías y ha considerado en cierta forma ilógico que el diferencial del límite máximo de velocidad de estas vías con las autopistas y autovías sea de solo 20 kilómetros por hora. No ha concretado en cuánto quedará fijada la velocidad máxima en las vías convencionales, establecida en la actualidad en 100 kilómetros por hora, pero ha dejado claro que la decisión de rebajarla está ya tomada.

Así lo ha manifestado en rueda de prensa Fernández Díaz, quien ha presentado, junto con la directora general de Tráfico, María Seguí, el balance de siniestralidad en las carreteras de 2012, que arroja un total de 1.304 personas fallecidas en vías interurbanas, lo que significa 180 víctimas mortales menos que en 2011 y un descenso 12%.

Díaz, que ha calificado esta bajada como un 'descenso notable', ha subrayado que el nivel de siniestralidad en 2012 se asemeja al de 1960 en España, con 1.300 fallecidos, teniendo en cuenta que en aquel año había registrados un millón de automóviles y dos millones de conductores, mientras que en 2012, había 31 millones de automóviles y 26 millones de conductores y se realizaron 364 millones de movimientos.

Igualmente, ha resaltado que el 77% de las víctimas mortales se han registrado en vías convencionales y un 23% en autopistas o autovías. 'Cada fallecido es un drama que hay que intentar evitar, pero es una cifra de reducción que valía la pena resaltar -ha agregado-. Tengo la satisfacción de decir que este año hemos conseguido bajar todavía más esa cifra'.

 

Ver vídeoEl PP dice que la reducción del límite de velocidad es una medida extrema