Público
Público

González cobrará hasta 30 euros por revisar los grados de dependencia y discapacidad

El presidente de la Comunidad de Madrid impone tasas a trámites sociales como la expedición del título de familia numerosa o la renovación de la tarjeta sanitaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comunidad de Madrid ha impuesto tasas 'en materia de asuntos sociales' que afectarán, especialmente, a personas dependientes y discapacitadas. Así, según la Ley de Tasas y Precios Públicos, dichos ciudadanos pagarán entre 20 y 30 euros por revisar y certificar el grado de dependencia o discapacidad que les corresponde. 

Esta medida imita a la hecha pública ayer en Castilla-La Mancha. El Gobierno de María Dolores de Cospedal admitió ayer a trámite, por el procedimiento de urgencia, el Proyecto de Ley de Tasas y Precios Públicos, que impone entre 30 y 40 euros a la revisión del grado de discapacidad y dependencia, respectivamente. 

En ambas comunidades dichos trámites eran gratuitos hasta la fecha. No obstante, la evaluación para solicitar el grado de dependencia o discapacidad seguirá siendo gratuita, como hasta ahora. 

En Madrid, la revisión del grado de dependencia reconocido costará 30 euros, mientras a las personas con discapacidad pagarán 20 euros por la revisión y 10 por la 'solicitud de certificación de grado de discapacidad', según estipula el artículo 480 de la citada ley.  

Asimismo, la normativa, publicada el pasado lunes en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, también obliga a pagar una tasa de 6 euros por la expedición del título de familia numerosa, 10 euros por renovar la tarjeta sanitaria en caso de pérdida, rotura o robo de la misma; y 30 euros por el 'informe de arraigo para la autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales'. 

Según la orden, esta norma legal persigue 'que quienes ya tienen un grado de dependencia reconocido contribuyan a sufragar, al menos parcialmente y en una cuantía moderada, el coste de una actuación administrativa que se genera a su instancia  y de la que serán sus beneficiarios directos', informa Europa Press. De hecho, quedarán exentos del pago de la tasa aquellos 'cuya capacidad económica personal sea igual o inferior a dos veces la cuantía del indicador público de renta de efectos múltiples'.