Público
Público

Granados: "En el fondo Aguirre me ha hecho un favor"

El ex secretario general del PP de Madrid critica a la presidenta por hacer pasar a sus compañeros "por el bochorno de tener que votar una cosa que no les hacía gracia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Menos de 24 horas después de su fulminante destitución, Francisco Granados, ex secretario general del PP de Madrid, empieza a digerir la noticia. Tras aceptar con aparente elegancia y un punto de resignación su cese, el político conservador ha pasado al contraataque este jueves en sendas entrevistas a Onda Cero y ABC Punto Radio.

Granados reconoce lo evidente: que 'no hay sintonía' entre él y su sucesor en la secretaría general del PP madrileño, Ignacio González, a la sazón vicepresidente y portavoz del Gobierno regional y número dos de Aguirre. Granados, públicamente enfrentado a González desde hace tiempo, asegura en la entrevista que 'no es precisamente por mi culpa'.

En Onda Cero Granados ha sido claro y tajante: 'Esperanza Aguirre en el fondo me ha hecho un favor porque llevaba tiempo que no estaba cómodo en el PP de Madrid'. Según Granados, a pesar de no sentirse cómodo, aún no se había atrevido a tomar la decisión de marcharse. 'A veces es bueno que a uno le empujen cuando no ha sido capaz de decidir por sí solo', considera. Por eso, insiste en la idea de que se siente 'agradecido' porque la presidenta le ha 'ayudado' a una decisión que no había tomado hasta ahora.

Preguntado sobre si el cese de su cargo puede deberse a su pésima relación con González, tal y como apuntan algunas voces, Granados señala que no lo sabe, pero reconoce que él no ha fomentado 'ese enfrentamiento'. 

'No voy a decir todo Madrid pero sí, al menos, todos los periodistas saben que no hay sintonía y creo que no es precisamente por mi culpa porque conmigo es muy difícil llevarse mal. Pero eso puede ser una interpretación', señala.

'He trabajado como una mula para que Mariano Rajoy sea presidente del Gobierno'

Sobre que otra de las razones haya podido ser su posible acercamiento en las últimas semanas al presidente de partido, Mariano Rajoy, Granados ha dicho que él es del PP y 'sea quien sea candidato mi obligación es darlo todo'. 'Y eso es lo que hecho, darlo todo en la pista, dar cuantos más mítines mejor y quiero pensar que ese no sea el motivo', añadió.

En este sentido, indica que ha intentado dar a su familia una explicación concreta pero que no ha sabido. Por eso, insiste en la que dio ayer, miércoles, a sus compañeros a los que, a su juicio, les hicieron pasar 'por el bochorno de tener que votar por una cosa que no les hacía mucha gracia. Pero la presidenta ha tomado una decisión y lógicamente la tengo que respetar'.

Granados también aprovechó las entrevistas para reivindicarse: 'Desde el primer le que he hecho ha sido matarme a trabajar'. Añadió que en la última campaña electoral trabajó 'como una mula para que Rajoy sea presidente de Gobierno', y explicó que, como ya dijo ayer a sus compañeros del Comité Ejecutivo, tiene 'la conciencia muy tranquila y salgo con la cabeza muy alta' por haberlo dado en el partido, algo que va a seguir haciendo, dijo.

Aunque el miércoles negó que la destitución fuera por falta de confianza, este jueves sí que reconoció que la presidenta madrileña le dijo que 'había perdido la confianza y que en este momento nuevo que se abría necesitaba en el partido alguien de su absoluta confianza'. 'Entiendo que en este momento no sea yo la persona indicada y que necesita alguien de otro perfil que no soy yo en absoluto', concluyó.

Preguntado por el futuro de Aguirre, Francisco Granados pronosticó que la presidenta agotará la legislatura en la Comunidad de Madrid porque 'tiene todas las ganas de acabar' pero que después, como 'ella tiene muy buen recuerdo de su etapa en el Ayuntamiento, no me extrañaría que en algún momento acariciase esa idea' de ser alcaldesa de Madrid, que 'es una cosa fantástica'.