Público
Público

Hora y media estudiando, cuatro frente a la pantalla

Un estudio revela que la mitad de los escolares españoles tienen problemas para concentrarse en los estudios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los jóvenes dedican una hora y media al día a estudiar, mientras que pasan una media de cuatro horas delante de una pantalla (consola, televisión o internet), según los datos de una investigación sobre los hábitos de estudio de los escolares encargada por Antena3.

'Las nuevas tecnologías correctamente utilizadas aportan, pero cuando no hay control de los tiempos son un problema', ha opinado el defensor del Menor de Madrid, Arturo Canalda, quien ha defendido la necesidad de mejorar la comunicación entre padres e hijos, padres y escuelas, junto a recuperar valores como el esfuerzo y la continuidad del trabajo. 

El informe, basado en las entrevistas a mil niños de entre 8 y 16 años y a sus padres, indica que en un 57% de los casos son los dos padres quienes ejercen las funciones de control del estudio sobre el menor. El un 40% de los casos es la madre quien desempeña esa tarea, mientras que raramente lo hacen los padres solos.

Mientras estudian, casi la mitad escucha música, ve la tele o está conectado a internet

A lo largo del curso, los escolares de primaria dedican poco más de una hora al día a estudiar y media hora más los estudiantes de secundaria; cuando los exámenes se acercan, el tiempo de estudio sobrepasa la hora y media y las dos horas y media en secundaria. Delante de la pantalla, los alumnos de primaria están casi 3,5 horas (1,5 ante TV, 1 hora juegan a consola u ordenador y casi otra hora conectado a internet), mientras que los adolescentes emplean cerca de 4,5 horas (1 hora y 49 minutos viendo la tele; 48 minutos a la consola o el ordenador y 1 hora y 44 minutos en internet).

La mitad de los niños de secundaria con suspensos tienen problemas para concentrarse. Sin embargo, mientras estudian, un 48% reconoce que escucha música, un 45% tienen gente cerca hablando, un 35 % está conectado a internet y un 25% con la televisión puesta.

El informe, realizado por TNS-Demoscopia, señala que un tercio de los jóvenes no estudia en su habitación, sino en la cocina o el cuarto de estar y que esa misma proporción tiene problemas para entender las explicaciones de los profesores, sobre todo en matemáticas y ciencias. La ayuda de los padres a los hijos en sus estudios se reduce casi a la mitad en secundaria.