Público
Público

El Hotel '15-O' alojará a víctimas de los desahucios

Los indignados deciden destinar temporalmente 25 habitaciones del edificio a familias sin casa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La asamblea del Hotel Madrid, ocupado en la madrugada del domingo por integrantes del Movimiento15-M, logró consensuar ayer una primera propuesta de organización provisional del edificio. Según este primer esbozo, que todavía es provisional, dos plantas del edificio, la cuarta y la quinta, que cuentan con 25 habitaciones en total, serán destinadas al realojo temporal de familias que hayan sido desahuciadas. Un grupo de trabajo gestionará este espacio, en el que se instalará también una oficina en la que se traten asuntos legales relacionados con la vivienda.

La tercera planta será dedicada a educación. Un grupo de trabajo gestionará ese espacio, que albergará una oficina de información. También se baraja la posibilidad de que se instale una universidad popular. Los indignados planean también acondicionar en esa planta espacios para impartir talleres de autoempleo para personas desempleadas e incluso poner en marcha una ludoteca y una biblioteca. Ese mismo grupo de trabajo, se encargará también de coordinar la organización de actividades alternativas para niños y mayores.

En el espacio habrá una universidad popular y una biblioteca

En el sótano, los indignados ubicarán un almacén. La planta baja del edificio, en la que todavía permanece casi intacta la recepción del hotel, será utilizada como punto de información y la primera, en la que estaba el comedor del hotel, será un espacio polivalente. En la planta segunda, que cuenta con 19 habitaciones, grupos de trabajo, comisiones y otras organizaciones tendrán un espacio en el que desarrollar sus actividades, una reclamación del 15-M desde su eclosión.

Los indignados pasaron toda la jornada del martes limpiando y acondicionando el edificio. Muchos de ellos coinciden en que 'no está en mal estado', aunque sí hay mucho trabajo por hacer. Además, aseguran que antes que ellos, otras personas ocuparon el inmueble causando importantes destrozos como agujeros en las paredes o roturas en puertas y ventanas.

Además, el edificio no cuenta con corriente de agua, por lo que en los últimos días sus nuevos ocupantes se han abastecido con una toma que hay en el sótano. 'Parece que los anteriores residentes rompieron las paredes y robaron las tuberías', comentó el martes uno de los indignados a las puertas del hotel.