Público
Público

El imputado Ripoll se sorprende de que pidan su dimisión

El presidente de la Diputación de Alicante mantiene que no se le acusa "de nada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Diputación de Alicante (PP), José Joaquín Ripoll, exhibió hoy su 'sorpresa' por la exigencia del Grupo Socialista de que dimita. El dirigente conservador está imputado por cinco delitos en el marco del caso Brugal, que investiga supuestas irregularidades en la adjudicación del plan zonal de residuos de la Vega Baja y de la ciudad de Orihuela.

Las declaraciones de Ripoll se produjeron hoy al término de un pleno de la institución que dirige. Fue el primero desde que el presidente de la diputación fue detenido hace un par de semanas junto a otras diez personas en la última fase de la Operación Brugal. Varios de los asistentes coincidieron en calificar la cita de 'muy tensa'.

Los asistentes coinciden en definir el pleno como «tenso»

Fue el socialista Antonio Amorós el que expresó la 'indignación' ciudadana por el comportamiento 'bajo sospecha' de Ripoll. Tras recordar que ha sido imputado por cinco delitos y que debería regirse con 'honestidad y honradez', advirtió de que su detención 'desprestigia a la institución y a la clase política'.

En este contexto, el dirigente socialista instó a Ripoll a que convoque un pleno extraordinario de 'inmediato' para ofrecer 'claridad y transparencia' a fin de que su grupo pueda volver a tener confianza en la institución, o 'en caso contrario presente su dimisión', informa Efe.

En respuesta, el presidente de la diputación resaltó que a la corporación provincial 'no se le acusa de nada y al presidente, tampoco', ya que su imputación se debe a su condición de presidente del consorcio de residuos. A su juicio, 'lo justo' es esperar a que se levante el secreto de sumario como él mismo está pidiendo 'insistentemente'.

El presidente de la diputación insiste en que se levante el secreto de sumario

'Cada uno puede pedir las dimisiones, si es habitual. En esta institución el clima que ha imperado es no pedir las dimisiones del presidente y buscar el máximo acuerdo', añadió. Además, remarcó que 'nada se ha hecho al margen de la comisión de gobierno ni de la junta de gobierno en la que participan todos los ayuntamientos que componen el consorcio'. 'El expediente es correcto y no hay nada irregular', defendió.

Pese a ello, los investigadores han puesto a disposición del juez los hechos que apuntan a Ripoll como cooperador necesario del pelotazo que dieron los empresarios Ángel Fenoll y Enrique Ortiz con el cambio de ubicación injustificado de un vertedero. Según las pesquisas, Ripoll habría manipulado el concurso y les habría facilitado información reservada. De hecho, entre los cinco delitos por los que está imputado, aparece el de cohecho.

En este extremo insistió en el pleno la socialista Antonia Moreno, que recordó al dirigente conservador que estar imputado por cohecho implica cobrar por hacer algo. Ripoll intentó cortar a la socialista y ordenó que no constaran en actas las referencias al caso Brugal.

En cuanto a su relación con el empresario y dueño del Hércules, Enrique Ortiz, otro de los detenidos,Ripoll indicó que su compañía, el Grupo Cívica, 'tiene algunos contratos con la diputación, aunque no es el mayor contratista ni el menor', y agregó que sólo ha obtenido obras cuando el dictamen de la comisión técnica así lo ha recomendado.