Público
Público

El incendio de Chulilla ya está estabilizado y arrasa 5.500 hectáreas

Un total de veinticinco medios aéreos se han incorporado esta mañana de forma escalonada a las tareas de extinción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El incendio declarado ayer en el término de Chulilla, en la comarca de los Serranos, en el interior de la provincia de Valencia, ha entrado en fase de estabilización y ha destruido 5.500 hectáreas de masa forestal, según el Centro de Coordinación de Emergencias.

Un total de veinticinco medios aéreos se han incorporado esta mañana de forma escalonada a las tareas de extinción del incendio forestal. También se han abierto todas las carreteras de la zona y eso ha facilitado el regreso de los vecinos que anoche aún decidieron permanecer en casas de familiares o amigos en otros municipios.

El Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat Valenciana ha informado de que sólo 14 personas han pasado la noche en el albergue habilitado en la localidad de Vilamarxant.

Durante la pasada noche, unos 800 efectivos terrestres han trabajado enfriando el perímetro y refrescando los puntos calientes del incendio de Chulilla, que afecta a seis términos municipales.

El incendio de Ribarroja ya está estabilizadoDurante la jornada del lunes, fuertes vientos dificultaron las tareas de extinción y se declararon otros dos incendios en la vecina comarca del Camp del Turia, uno en el término de Ribarroja, que obligó a desalojar a 70 personas de un colegio y cuyo origen pudo ser intencionado, y otro en el término de Vilamarxant, iniciado sobre las 19:30 horas. Efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos trabajan para refrescar la zona afectada de los incendios de las localidades valencianas de Villamarxant y Ribarroja, que evolucionan favorablemente, según ha informado el centro de Coordinación de Emergencias en su tweet.

El conseller de Gobernación, Serafín Castellano, y la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Paula Sánchez de León, han coordinado desde el puesto de mando de Chulilla los trabajos de extinción y control del fuego, en el que trabajaban 600 personas y 31 medios aéreos.

Castellano ha asegurado que, a lo largo del día, la prioridad se ha centrado en estabilizar la cola del incendio en el municipio de Chulilla y la cabeza del mismo en Lliria, además de 'sujetarlo' en la zona sur para evitar que se extendiera a otras zonas de masa forestal.

El incendio, que durante ayer por la mañana avanzaba sin control en cuatro sectores, ha obligado al desalojo de unas dos mil personas de los municipios de Chulilla, Gestalgar, Pedralba, Sot de Chera y Bugarra, aunque los habitantes de Sot de Chera ya han podido regresar a sus domicilios.

La Unidad Militar de Emergencias ha enviado otros doscientos militaresLos evacuados han coincidido en asegurar que han sido 'una noche muy larga' y que 'no han dormido nada' y han reconocido que pasaron 'un susto tremendo' cuando vieron desde sus domicilios cómo se acercaba el fuego y que apenas pudieron coger 'cuatro cositas'.

A lo largo del lunes, la Unidad Militar de Emergencias ha enviado otros doscientos militares, que se han unido a los más de 350 que ya colaboran en los trabajos de extinción de este incendio.

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, que participa en Bruselas en un Consejo de ministros de Agricultura en la Unión Europea, calificó de 'muy preocupante' el incendio de Chulilla por la complejidad de las tareas de extinción y los vientos que afectan a la zona.

En la extinción del incendio han participado también 12 aviones del Ministerio de Agricultura procedentes de las bases de Torrejón de Ardoz (4), Labacolla (2), Pollensa, Zaragoza, Manises, Reus, Caravaca, Plasencia del Monte y Villares de Jadreque, llegando a intervenir 42 medios aéreos entre los incendios de Chulilla y Ribarroja.