Público
Público

Interceptados 102 kilos de 'speed' entre ramos de novia

La policía se incauta de uno de los mayores alijos de esta droga de diseño 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La tapadera era el transporte de flores para ramos de novias y centros de mesa, pero su verdadero negocio era el tráfico de speed. Agentes de la Sección Tercera de la Brigada Central de Estupefacientes detuvieron la pasada semana en Durango (Vizcaya) al ciudadano holandés Marius Adriano Van Duren, de 55 años, como presunto responsable de una red de tráfico de estupefacientes que introducía en España grandes cantidades de esta droga sintética oculta en los tres camiones frigoríficos de su empresa de logística.

En el momento de su detención, Van Duren viajaba en uno de estos con 102 kilos de este estupefaciente, uno de los mayores alijos de esta sustancia interceptados hasta ahora en España. Con ella se podrían haber fabricado más de 400.000 dosis. En la operación, también han sido arrestados el conductor del vehículo, otro camionero y la mujer del empresario, con la que vivía en Briviesca (Burgos).

La operación Netherland se inició a finales de 2009, cuando la Brigada Provincial de Bilbao consiguió indicios de que gran parte del speed que se consume en Euskadi y Navarra (principal mercado de esta sustancia en España) entraba en camiones de mercancías que cubren la ruta entre Holanda y España, entre ellos los de la empresa de Van Duren.

A partir de ese momento, los agentes centraron sus pesquisas en seguir los pasos del empresario y sus empleados. 'En esta operación, no ha habido intervenciones telefónicas.

Todo se ha hecho con seguimientos', señalan a Público fuentes policiales. Estas vigilancias estuvieron a punto de dar resultado hace algunas semanas, cuando los agentes detectaron la supuesta entrega a un traficante vasco de un partida de speed en un viaje realizado por la esposa del empresario y un segundo camionero. 'Entonces no pudimos intervenir y tuvimos que esperar a que volvieran a actuar', añaden estas fuentes.

Así ocurrió la semana pasada, cuando los agentes detectaron un nuevo viaje de Van Duren a Holanda. Tras días de vigilancia en el puesto fronterizo de Irún (Guipúzcoa), la policía detectó la llegada del camión con el empresario y decidió seguirlo hasta Durango, donde le dio el alto. En el arcón de la cabina, los agentes hallaron la droga repartida en cuatro bolsas. 'Creemos que, antes de llegar a su destino con las flores, iba a entregar la droga a varios narcos', detallan fuentes policiales.