Público
Público

IU advierte de que Rajoy "prepara" ya "el recorte de las pensiones"

Cayo Lara cree que el Gobierno revela con sus últimos pasos que responde a las imposiciones de la troika y que tocará "descaradamente" la "vaca sagrada" de las prestaciones a los jubilados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Izquierda Unida se teme lo peor, que aquello que para Mariano Rajoy era su 'vaca sagrada', las pensiones, no lo sea. Y adviertede que el Gobierno 'prepara ya el terreno para el recorte de las pensiones' y el 'alargamiento de la edad de jubilación'. 

El aviso de Cayo Lara, expresado en rueda de prensa hoy en el Congreso, se deriva de la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado viernes, en la que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, explicó que el coste para la Seguridad Social de las jubilaciones anticipadas es de 7.288 millones de euros y el de las jubilaciones parciales, de 2.690 millones. Los datos figuran en un informe que el Ejecutivo remitirá a la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso, justo para desincentivarlas. El coordinador interpretó que esa comparecencia avivó la amenaza de recorte de las pensiones, una 'imposición' de la troika (FMI, BCE y UE) a cambio, dijo, del presumible rescate. 

'Quieren favorecer los planes privados de pensiones', alerta el líder federal

Báñez comentó que la prestación media de retiro ha pasado de 591 euros en 2002 a 923 en 2011 (un alza de un 60%). 'Lo que vino a decir es que las pensiones han subido mucho y que los pensionistas están cobrando por encima de sus posibilidades'. Lara opuso otros datos: 'Lo que no dijo es que el 50% de los pensionistas cobran menos de 700 euros al mes, y que un millón no llega ni a 500 euros. Lo que no contó la ministra es que, según Eurostat, la media de las pensiones de la UE es el 11,2% del PIB y en España no llega al 7,7%. No estamos ni en la media comunitaria como para que Báñez diga que las pensiones son muy altas'. Y lo que tampoco dijo Báñez, continuó, fue que la reducción de los salarios 'va a afectar a las pensiones futuras', y que muchos ciudadanos no llegarán a tener prestación 'si se continúa con esta precariedad'. 

La federación propone volver al sistema anterior a la última reforma

Pero, ¿por dónde caminaría el recorte? Ahí el coordinador recordó que Mario Draghi, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), ha insistido en que la compra de deuda soberana por parte de la institución que dirige se hará siempre que se pida el rescate y bajo una 'estricta condicionalidad'. 'Entre esas estrictas condiciones –coligió Lara–, está la caja de las pensiones. Quieren acelerar el alargamiento de la edad de jubilación a los 67 años, quieren aumentar los años del periodo de cálculo y reducir las prejubilaciones, cuando hay sectores como el campo, la mar, la minería o la construcción, donde llegar a los 65 años es bastante complicado. Algunos deberían probarlo'. Todo ello, para IU, tiene una consecuencia: 'Quieren favorecer los planes privados de pensiones', llevando el sistema público a un 'sistema asistencial'. En suma, Rajoy 'cumple la hoja de ruta' diseñada por la troika. 'Se desdirán una vez más, como lo hicieron descaradamente con el IVA, pero lo volverán a hacer descaradamente con las pensiones'. 

Esos planes ocultos del Ejecutivo de Rajoy explican, según Izquierda Unida, la 'cerrazón' del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la semana pasada, cuando no desveló en ningún momento del debate de totalidad a los Presupuestos de 2013 si piensa actualizar las pensiones conforme al IPC de noviembre. 

'Ni una medida de Rajoy ha sido para crear empleo, todas para destruirlo'

Frente a lo que siente como una amenaza clara del Gobierno, IU repetirá su posición, la misma que tuvo cuando José Luis Rodríguez Zapatero pactó con los agentes sociales la reforma del sistema de pensiones y que le llevó a un choque (amable) con los sindicatos. La federación se opuso (y rechaza hoy) alargar la edad de retiro de los 65 a los 67 años, o que se aumente el periodo de cálculo de la prestación. Además, exige una lucha total contra la economía sumergida, detectar a quienes convierten a sus asalariados en 'falsos autónomos' para ahorrarse la Seguridad Social, eliminar los topes de cotización y obligar a que todas las retribuciones por rentas del trabajo estén sujetas al pago a la SS, obligar a que los becarios coticen y posibilitar que las pensiones puedan ser financiadas asimismo con cargo a los Presupuestos del Estado. 

Pero la sostenibilidad del sistema ha de garantizarse, insistió Lara, sobre todo con empleo: 'Porque no creerá el Gobierno que España siempre tendrá 5,7 millones de parados, ¿no? Personas que no cotizan y que, en muchos casos, cobran prestaciones. Este Gobierno debería implicarse en crear empleo, cosa que aún no ha hecho porque ni una medida de Rajoy ha sido para crear empleo, todas para destruirlo tanto en el sector privado como en el público'.

El debate soberanista sigue en vigor, más aún con las elecciones catalanas a la vuelta de la esquina. Y ahí el temor de IU es que la campaña se centre exclusivamente en la discusión de la independencia de Catalunya, que a su juicio es el que interesa no sólo al president de la Generalita, Artur Mas, sino también al PP. 

'Espero que no sigan escondiendo con las banderas los problemas reales, tanto en Catalunya como en Madrid, porque al PP y a CiU les viene de maravilla que el debate sea únicamente el de las banderas, el del nacionalismo catalán y el nacionalismo español. Se retroalimentan de manera perfecta', con el 'ingrediente' que añadió José Ignacio Wert con aquello de 'españolizar a los niños catalanes', señaló el coordinador federal. 'Las derechas catalana y española se lo pasan pipa, porque no sale el fondo del problema, que es la ausencia de gestión' frente a la crisis.

IU luchará en Catalunya a través de su coalición, ICV-EUiA, para que prime el debate sobre el empleo, la educación y la sanidad públicas, la reforma fiscal, el compromiso de 'fraude fiscal para dotar de recursos suficientes a la hacienda pública'. 'Si no, será un debate falso, el debate de las siguientes elecciones no es si Catalunya va a ser o no un Estado. Eso no es lo que quiere la inmensa mayoría de los catalanes, sino que lo que quiere son gobiernos y propuestas que resuelvan los problemas sociales y de desempleo y los que afectan hasta la propia cesta de la compra y que están generando tanta pobreza', remachó Cayo Lara.