Público
Público

IU mete en el congelador el conflicto con Extremadura hasta el 21-O

Cayo Lara recuerda que lo "prioritario" ahora es Galicia y Euskadi y se remite a la posición de la Comisión de Garantías y a lo que decida la ejecutiva federal, que se reunirá el próximo lunes. El líd

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hoy, más lacónico que nunca. Cayo Lara rehuyó expresamente meterse en el avispero extremeño hasta que pasen las elecciones en Euskadi y Galicia, donde Izquierda Unida alberga unas expectativas excepcionales de subida. El coordinador federal llevó a la rueda de prensa un discurso preparadísimo. Breve, comedido y muy prudente, dejando en stand by el conflicto y remitiéndose a lo que decidan los órganos de dirección de forma colegiada.

Lara sabía que los periodistas le iban a preguntar qué opinaba sobre la XII Asamblea Regional de IU Extremadura, celebrada ayer sin el consentimiento de la Comisión Federal de Garantías y con la oposición del núcleo duro de Olimpo, la sede federal. Sabía que le iban a preguntar si reconocía o no el resultado del cónclave, que acabó reeligiendo a Pedro Escobar como coordinador regional con un refrendo del 98,5%. Sabía además que pesan las dudas de la validez del congreso, toda vez que no asistió ningún miembro del sector crítico –La Mayoría–, que capitanea Margarita González-Jubete, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Cáceres. Así que en su guión manuscrito, con el que acudió a la comparecencia ante los medios, llevaba apuntadas dos ideas: 'Pronunciamiento de la Comisión de Garantías' y 'órganos de dirección'. Y lo que hizo fue desarrollarlas.

'Me voy a limitar a trasladar, porque forma parte de mis propios compromisos y de mi propia forma de entender la política, y mi forma de pronunciarme en los casos de relevancia, como es este, que serán los órganos ejecutivos' los que se pronuncien, comenzó. Lara recordó que para el próximo lunes, 22 de octubre, está prevista la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal, integrada por 23 miembros, y será entonces, y no antes, cuando se decida qué hacer, porque en esta semana 'lo prioritario es Galicia y Euskadi'. En esa cita se examinará 'toda la documentación que remita la Comisión Federal de Garantías'.

Si la Comisión de Garantías viese que las normas eran ilegales, se podría anular la asamblea

En suma, tal y como anoche adelantó Público, se dejará pasar el 21-O y se verá el examen del órgano máximo de vigilancia interno, que mañana martes oirá las razones de las dos partes en conflicto, Escobar y Jubete. Si la Comisión de Garantías estimase que las normas con las que se organizó la XII Asamblea no se ajustaron a las directrices federales, Olimpo tendría más argumentos para invalidar, en su caso, el congreso regional y pedir su repetición.

Lara eludió incluso el reconocimiento expreso, por parte de la cúpula federal que él encabeza, del resultado de la asamblea autonómica de ayer. Ni mencionó a Escobar, ni dijo media palabra de su reelección. 'No haré ningún comentario personal. El tema es de suficiente envergadura como para que tenga que producirse una opinión de los órganos', dijo. El coordinador entiende que no cabe una valoración 'individual', y menos en un conflicto ya muy enquistado. No obstante, no disimuló que las discrepancias de fondo existen: 'Todo el mundo sabe la posición política de IU federal respecto a los acontecimientos de Extremadura desde hace ya tiempo. La posición federal, adoptada por aplastante unanimidad, es conocida'. Esto es, que jamás se debía apoyar, 'por activa o por pasiva', un Gobierno del PP –y eso fue lo que permitió la federación extremeña el año pasado–. Y mucho menos sostenerlo, como ha seguido haciendo Escobar.

Lara enfatiza que 'sólo hay una marca' en el País Vasco, Ezker Anitza

La dirección está convencida de que ensuciar esta semana con el vodevil extremeño sería contraproducente. Se juega mucho el 21-O. En Galicia, volver al Parlamento después de muchísimos años de travesía en el desierto. Y en Euskadi, demostrar que existe un quinto espacio (fuera de PNV, PSOE, PP y la izquierda abertzale, hoy EH Bildu) y que las únicas siglas que valen son las que mantienen el cordón umbilical con IU, Ezker Anitza, y no la escindida Ezker Batua. 'Sólo hay una marca, y es la que lidera Mikel Arana', enfatizó, elocuente, reiterando una vez más que no le representan los seguidores de Javier Madrazo agrupados en EB, y que están alineados con la Izquierda Abierta de Gaspar Llamazares y Montse Muñoz.

Lara, que ha recorrido ambas comunidades en campaña y precampaña, ha podido constatar la sensación de 'crecimiento' de IU. En Galicia esa percepción es más intensa, porque 'la suma' con Anova –la formación que lidera el histórico Xosé Manuel Beiras–, Equo y Espazo Ecosocialista 'multiplica'. Así lo reflejan las encuestas, que predicen no sólo la vuelta al Parlamento gallego, sino la entrada con hasta 6-7 escaños. En el País Vasco, no hay pactos con otras fuerzas, pero se está haciendo, estimó, 'una buena campaña', visualizando que hay sitio frente a los polos españolista y nacionalista.

Los críticos esperan que se fijen nuevas normas para poder celebrar el cónclave

Extremadura no correspondió con un manotazo. Escobar simplemente remachó, en declaraciones a Europa Press, que La Mayoría debe 'reconocer que los números son los números', y que por mucho que se llamen así, La Mayoría, son en todo caso 'una mayoría virtual, en Facebook y Twitter', porque en la realidad 'no llegan ni al 25%'. El coordinador regional aseveró que había superado la asamblea con un sabor 'agridulce' –ayer domingo dijo 'contento, pero no feliz'–, porque hubo una parte importante de la militancia que no participó. Respecto a la cita mañana en Madrid, la afronta 'con un poco de tristeza' pero 'con mucha tranquilidad', porque trasladará a Olimpo los datos del cónclave y el número de delegados convocados, acreditados y votos emitidos.

Los críticos, por su parte, confían en que la Comisión Federal de Garantías fije las nuevas normas para poder repetir el congreso, ya que lo del domingo no fue más que una 'reunión'. 'Me parece muy triste que Pedro haya escenificado esa escisión desvinculándose de la fuerza nacional que somos, porque no nos lo podemos permitir y menos en una región como Extremadura', sostuvo Jubete. 

Cayo Lara dedicó el resto de su comparecencia a apuntar otros dos temas de actualidad esta semana: Catalunya y los Presupuestos Generales del Estado, ya que este viernes se cierra a las 14 horas en el Congreso el plazo de presentación de enmiendas de totalidad al proyecto de ley del Gobierno.

El coordinador recriminó a Mariano Rajoy y Artur Mas que provoquen el incendio para ocultar sus propios fallos de gestión. O como suele decir, los dos se enzarzan en una 'guerra para ver quién se envuelve en la bandera más grande, pero detrás de ellas se esconde su incapacidad para resolver los problemas de la gente'. Sobre las cuentas de 2013, conminó al Ejecutivo a que las modifique durante su tramitación parlamentaria, visto que incluso el ministro Luis de Guindos no descartaba en Tokio, en la asamblea de otoño del Fondo Monetario Internacional, revisar al alza los objetivos de déficit.

Ambas cuestiones las ensartó con un hilo común: el informe de la Fundación Primero de Mayo, ligada a CCOO, del que ayer daba cuenta Público, y que revelaba que un tercio de los trabajadores apenas alcanza el Salario Mínimo Interprofesional (641,40 euros al mes) y alertaba de que 2012 puede cerrarse con una tasa de pobreza cercana al 28%. Eso es lo que 'debería preocupar' a Rajoy y a Mas. Los dos, dijo, han perseguido que se cumplan los objetivos de la CEOE: salarios más precarios, el despido más barato, una reforma laboral que desprotege a los trabajadores.