Publicado: 17.05.2011 01:00 |Actualizado: 17.05.2011 01:00

La izquierda se lanza a convencer a los "indignados"

El PSOE e IU aspiran a conectar las difusas marchas ciudadanas de protesta con un voto político en defensa del Estado del bienestar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La izquierda lleva toda la campaña desgañitándose para intentar movilizar a los progresistas desencantados y resulta que muchos ya lo estaban. Pero en otro mundo y sin puentes aparentes: preparando las marchas ciudadanas que el pasado domingo reunieron a miles de personas en decenas de ciudades convocadas por Democracia Real Ya y sus redes en Internet. Las izquierdas echarán el resto para intentar convencerles de que la mejor forma de avanzar en sus objetivos es votando a las opciones que han izado la bandera del Estado del bienestar.

"Es una expresión democrática que hay que escuchar", afirmó en Sevilla el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aunque admitió que "no tiene por qué tener un traslado a las urnas".

Zapatero: "Es una expresión democrática que hay que escuchar"

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, fue más allá: dijo "comprender" que haya "muchos ciudadanos indignados por la crisis", pero les pidió que "no tengan una actitud pasiva", sino que voten "contra los que compartieron mesa y mantel con los de la codicia y que ahora quieren volver a antes de la crisis para seguir especulando".

Los socialistas son conscientes de que muchos progresistas están molestos con el Gobierno por los ajustes, pero el leitmotiv de su campaña es precisamente tratar de convencerles de que fueron imprescindibles para asegurar el Estado del bienestar y evitar el desmantelamiento que, insisten, persigue la derecha. Por eso la izquierda en general y los socialistas en particular aspiran a conectar con las manifestaciones del domingo, muy centradas en una difusa defensa de los derechos sociales y que sólo en Madrid reunió a 20.000 personas, más que todos los actos electorales que se han hecho hasta ahora.

Lara subraya que la crítica se dirige "al Gobierno y a la banca"

Los convocantes son una plataforma típica de los nuevos tiempos de las redes sociales, al margen de las organizaciones tradicionales: es una estructura abierta, de gente muy distinta y en su mayoría joven, que se organiza sobre todo a través de internet pero que trabaja a fondo en el mundo real en causas concretas sin una única ideología detrás.

El cóctel variadísimo queda claro en su manifiesto: "Unos nos consideramos más progresistas, otros más conservadores. Unos creyentes, otros no. Unos tenemos ideologías bien definidas, otros nos consideramos apolíticos Pero todos estamos preocupados e indignados por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor. Por la corrupción de los políticos, empresarios, banqueros Por la indefensión del ciudadano de a pie". Pero también es claro su potencial político, como pudo verse el domingo con la toma de la calle en medio de una campaña electoral tan anodina.

La gran duda es si se trata del caldo de cultivo ideal para el populismo con gritos contra "la clase política" y sus pancartas de No les votes o la savia que a oscuras busca la izquierda en su objetivo de preservar al menos el Estado del bienestar. El perfil progresista y alternativo de muchos de sus promotores apunta más bien hacia lo segundo y ya ayer quedó claro que la izquierda no se quedará en la duda e intentará conectar a "los indignados" ya sean lectores de Stéphane Hessel o activistas de Democracia Real Ya con su bandera del Estado del bienestar y llevarles a las urnas.

La red convocante es muy plural, pero predomina el perfil progresista

La misma lectura y el mismo esfuerzo que el PSOE por conectar la difusa indignación con el voto el próximo domingo políticas sociales tan claves como la educación y la sanidad, se gestionan en las autonomías hicieron ayer en tromba los líderes de IU. Pero, naturalmente, con un gran matiz: puesto que los últimos recortes los ha hecho el PSOE, el bastión en defensa de lo público y del Estado del bienestar ya sólo puede ser la izquierda alternativa.

El líder de IU, Cayo Lara, se mostró entusiasmado por la "protesta masiva". "Hay miles de jóvenes que no se resignan a ser una generación perdida", subrayó. Y puso el acento en que la sintonía con IU es total porque señalan que los "responsables" de la crisis son "el Gobierno y los banqueros".

IU, ICV y otras formaciones de izquierda nacionalista tienen de hecho a muchos militantes y simpatizantes participando en la red desde su nacimiento, a título individual. Y ayer circulaban todo tipo de campañas aclarando su interpretación del No les votes que tanto se dejó ver el domingo. Por ejemplo, en Facebook: El 22 de Mayo NO votaré a PP ni a PSOE ni a CiU. Votaré a otros.

El eco del éxito de las marchas de participación, pero también mediático también llegó en cierto sentido al PP. Varios de sus dirigentes les lanzaron guiños, sin nombrarles explícitamente, dando un paso más en esa estrategia para desmovilizar a la izquierda de presentarse casi como el partido de los trabajadores o, desde ayer, de los indignados.

La portavoz parlamentaria, Soraya Saénz de Santamaría, clamó contra el ajuste "injusto y antisocial", mientras la secretaria general, María Dolores de Cospedal, que en 2010 destacó entre los políticos mejor pagados de España tras ingresar 223.597 euros, se ofreció como "voz" de todos los parados.

Anoche, la bola de nieve de Democracia Real seguía creciendo, con acampadas de jóvenes. En Madrid se concentraron en la Puerta del Sol, cerca del despacho de Esperanza Aguirre, la única que ayer, en un chat en El País, mostró desdén: "A mí, los antisistema me parece que deberían presentarse a las elecciones".

La extraña aparición del ‘candidato' Mayor Oreja en Melilla  

Nadie como Jaime Mayor Oreja para defender la españolidad de Melilla. Eso debió pensar el PP de la ciudad autónoma cuando recurrió a la imagen del portavoz conservador en el Parlamento europeo para hacer campaña en estos comicios. Ahora, el PP local se enfrenta a una multa de 300 euros por utilizar fraudulentamente un panel que la Junta Electoral de Zona había reservado a Alternativa Española. El PP alegó en su defensa que los carteles estaban situados "en la parte trasera del panel" y que, además, fueron recuperados de la campaña de las europeas de 2009. Ninguno de estos argumentos convencieron al juez instructor que destaca que la propaganda del PP se colocó antes del comienzo de la campaña. "Tales carteles se identifican claramente con un partido político y una candidatura", alega el juez en su resolución, a la que tuvo acceso ‘Público'.  

En defensa de la familia... pero no si vota al PSOE 

La dirección del PSOE de Granada exigió ayer al PP que retire un cartel electoral de Nuevas Generaciones, colocado en la fachada de la sede del partido en Órgiva (5.789 habitantes), que dice así: "Si tu padre vota al PSOE, échalo de casa". El secretario de Organización del PSOE provincial, José Entrena, afirmó que "llama la atención que el partido que tiene como ideario la defensa de la familia aliente a los hijos a echar a sus padres de casa por una cuestión ideológica". "Es la doble moral del PP", concluyó.