Público
Público

Los jueces progresistas critican la actuación policial, y los conservadores la justifican

JpD afirma que la acción de las Fuerzas de Seguridad fue "desproporcionada" e "impidió ejercer el derecho de manifestación a miles de ciudadanos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La asociación  progresista Jueces para la Democracia (JpD) destacó este miércoles que la actuación policial frente a las protestas del 25-S en Madrid fue 'desproporcionada' e 'impidió ejercer el derecho fundamental de manifestación a miles de ciudadanos'. Por contra, la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), mayoritaria en la carrera judicial y de tendencia conservadora, ha justificado la acción de las Fuerzas de Seguridad.e

El portavoz de JpD, Joaquim Bosch, considera que 'resulta manifiestamente desproporcionado que bajo el pretexto de la actuación violenta de unos pocos se utilice la fuerza de forma indiscriminada contra una mayoría de personas indefensas' que se manifiestan pacíficamente.

Bosch ha insistido en que se realizaron 'irrupciones policiales en reuniones pacíficas, cacheos sistemáticos en autobuses a ciudadanos sobre los que no había indicios de delito y un uso indiscriminado de la fuerza contra una mayoría de ciudadanos que se manifestaba pacíficamente'. En su opinión hubo un despliegue policial 'inusual' en un Estado de Derecho, lo que representa 'una deriva democrática propia de un Estado policial'. 'El Estado debe garantizar el ejercicio de los derechos fundamentales y no optar por formas de presión para disuadir a los ciudadanos de ejercer esos derechos', ha añadido.

Una opinión que no comparte el portavoz de la APM, Pablo Llanera, que ha dicho que la intervención policial estuvo justificada y dirigida a la defensa de la legalidad y del Código Penal que sanciona a quienes se manifiesten alrededor del Congreso. Llanera recuerda que durante la manifestación un grupo de personas intentó desbordar el cordón policial y que fue en ese momento cuando se inició la actuación policial, a su juicio, justificada y lógica para rechazar el 'exceso' de algunos manifestantes y ante la posibilidad de que se produjera un acto de ocupación de la cámara baja. En todo caso, indica que si hubo alguna actuación desmedida debería denunciarse para aclarar las circunstancias de lo ocurrido.