Público
Público

Los laboratorios plantean que los ciudadanos se paguen los fármacos para "síntomas menores"

Advierten de que el suministro de medicamentos a hospitales "se puede truncar" si las comunidades no les pagan lo que les deben

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'El constipado me lo curo yo; pero que el cáncer me lo cure el Sistema Nacional de Salud con el mejor tratamiento disponible'. Así defendió esta mañana Humberto Arnés, director general de la patronal de la industria farmacéutica, Farmaindustria, que los ciudadanos se paguen los medicamentos para tratar 'síntomas menores', dejando la sanidad pública para las enfermedades graves, caras y complejas de tratar.

'Si lo queremos cubrir todo, ponemos en riesgo la cobertura de cosas esenciales', advirtió Arnés. Al mismo tiempo, el responsable de Farmaindustria advirtió de que, debido a los impagos que sufren los laboratorios, 'se podría truncar' el suministro de algunos medicamentos a los hospitales.

En un encuentro informativo en Almagro (Ciudad Real), la patronal farmacéutica dibujó un escenario muy negativo para un sector que sufría a 31 de diciembre impagos de las comunidades autónomas por más de 6.300 millones de euros y unos retrasos en el cobro de 525 días de media. A esto hay que añadir el impacto de las bajadas de precios adoptadas en 2010 por el Gobierno socialista, así como del impulso de la prescripción por principio activo, que han tenido un impacto de las cuentas de las compañías de unos 4.000 millones (de un ahorro conseguido para el sistema de 5.250 millones). Según sus cálculos, además, el gasto farmacéutico, que ya cayó un 8,8% en 2011, se reducirá en un 10,6% en 2012, acumulando una caída del 20% desde el año 2009.

Todos estos factores, y que el sector dependa para cobrar de unas comunidades que en la práctica están en situación de 'suspensión de pagos', ha llevado a la industria farmacéutica que opera en España a su 'peor momento'. 'No vemos salida a que se normalicen los pagos en el ámbito hospitalario', explicó Arnés, que considera que uno de los problemas es que 'los presupuestos de las comunidades autónomas siguen estando por debajo de las necesidades reales'.

En este contexto, Humberto Arnés indicó que hay muchas compañías locales 'en una situación crítica', mientras que existe el riesgo de que las multinacionales presentes en el país afronten 'un proceso de desinversión lento, silencioso y progresivo' para destinar sus recursos a otros países del entorno europeo con una mejor situación.

En este contexto, la patronal calcula que en los últimos meses se han destruido 5.000 empleos directos en el sector, que habrían arrastrado a su vez a otros 20.000 indirectos.

Ante esta situación, Arnés destacó la importancia de que se encuentren soluciones rápidas a la deuda que mantienen las autonomías con los laboratorios antes de que pueda haber problemas en el suministro de medicamentos a los hospitales. A su juicio, hay que ser 'conscientes' de que 'si en un periodo de tiempo no logramos que se encuentren soluciones al tema de la deuda hospitalaria el suministro de medicamentos en términos de normalidad se puede truncar'.

Por último, la patronal farmacéutica cree que ha llegado el momento de cerrar un 'acuerdo global' sobre la sostenibilidad del sistema sanitario basado en 'priorizar' el gasto sanitario en los presupuestos de las comunidades; en determinar 'qué puede ser cubierto con presupuestos públicos y qué puede ser cubierto de forma privada' mediante una 'cartera de servicio adecuada'; y en solucionar las 'bolsas de ineficiencia' que siguen existiendo.