Público
Público

Llamazares impide el pacto de PP y PSOE con CiU

El diputado de IU ejerce su derecho de veto a una enmienda transaccional que tiene cualquier diputado e impide sumar al pacto a CiU a la reforma constitucional ante el enfado de Zapatero.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Gaspar Llamazares, diputado de IU, simbolizó este viernes la fuerza que puede adquirir un sólo parlamentario: su veto fue suficiente para impedir que CiU se sumara a la reforma constitucional pactada por PSOE y PP para establecer un techo de gasto a las administraciones públicas.

Según el reglamento del Congreso, la oposición de un solo diputado es suficiente para impedir que se vote una enmienda transaccional. Llamazares ejerció su derecho durante el pleno en el que se votaba dicha reforma y tumbó la transaccional que habían pactado los dos grandes partidos con los nacionalistas catalanes a última hora. Cuando Duran i Lleida pidió explicaciones, José Bono, presidente del Congreso, le  aclaró que así lo establecían las normas. Duran volvió a sentarse en su escaño visiblemente molesto.

Tras este veto, los diputados de CiU no votaron, aunque permanecieron en el hemiciclo. Lo mismo hicieron los parlamentarios del PNV. Quienes sí se ausentaron durante las votaciones fueron los diputados de ERC, BNG, Nafarroa Bai y de ICV.

Al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el veto del diputado de IU tampoco le sentó bien. 'La culpa es de Llamazares', dijo el presidente tras constatar que 'no ha sido posible' ampliar a CiU el consenso entre PSOE y PP para incluir la estabilidad presupuestaria en la Constitución.

El portavoz de IU ya lo había advertído por Twitter: 'Aviso en serio. Vetaré cualquier transacción de PP y PSOE . En justa correspondencia. El que avisa no es traidor'.

Llamazares, a diferencia de su compañera de ICV Nuria Buenaventura, permaneció en el hemiciclo durante la votación de las enmiendas a la propuesta de reforma presentada por PSOE y PP, y de esta manera pudo impedir la votación de la que habían transaccionado con CiU para incorporar a los nacionalistas catalanes al consenso.

Una vez terminado el pleno, Llamazares explicó en twitter su actitud: 'Me he ido en espíritu con mis compañeros, y he dejado mi cuerpo para vetar las transacciones de PPSOE y CIU en justa correspondencia'. En otro tweet ahondaba en sus razones: 'Un golpe de mercado a la Constitución y un trámite sumario de 48 horas, sin debate y con veto al referéndum, no podía terminar en pasteleo oscuro'.

Y remataba el diputado de IU: 'Se trata, aunque se pierda, de mantener la dignidad del Parlamento, burlado por un trámite fraudulento, y la de parlamentario que no es oveja'.