Público
Público

Lluvias torrenciales y cierre de colegios en Canarias

El Gobierno canario decreta el 'Nivel II' de emergencia. Cortes de carretera, de luz y olas de hasta cinco metros en las islas, azotadas por una tormenta tropical

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Canarias sufre los estragos de una tormenta tropical que ha llegado a descargar hasta 200 litros por metro cuadrado en menos de dos horas en la isla de Tenerife. Las fuertes lluvias y el viento que azotan el archipiélago desde ayer lunes se han cobrado dos víctimas mortales y han obligado a suspender las clases en todas las islas. El Gobierno canario ha declarado el Nivel II de emergencia ante la fuerza del temporal, que ha provocado cortes en las carreteras, en el suministro eléctrico e inundaciones en casas y calles. Además, en la costa se registran olas de hasta cinco metros.

Sólo en cinco horas, la borrasca estuvo acompañada de 1.082 rayos, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que mantiene la alerta naranja por lluvias fuertes hasta este martes. El servicio de urgencias 112 informó que el aérea metropolitana de Tenerife ha sido la más afectada por esta borrasca aunque el Servicio Canario de Urgencias no ha tenido que realizar ninguna asistencia sanitaria relacionada con las fuertes precipitaciones que han caído sobre la isla.

Los desprendimientos ocasionados por las lluvias obligaron también a interrumpir el tráfico en seis carreteras de La Palma, mientras que en Tenerife tuvieron que ser cortados los accesos al Parque Nacional del Teide a causa del granizo. Según la Dirección General de Protección Civil, las intensas y persistentes lluvias que caerán a lo largo de este martes en el archipiélago podrán dejar hasta 30 litros por metro cuadrado en una hora y unos 120 a lo largo de la jornada. Protección Civil recomienda, por tanto, a los ciudadanos extremar las precauciones, mantenerse informado y seguir las recomendaciones.

Lo más grave ha sido la muerte de dos personas. Miembros del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil hallaron ayer el cadáver de un hombre desaparecido el pasado sábado al volcar la embarcación en la que navegaba al este de Gran Canaria. El naufragio provocó también la muerte de su compañero, quien falleció tras ser rescatado del agua

En Motril (Granada), el Servicio Marítimo de la Guardia Civil rescató a dos pescadores que llevaban media hora agarrados a un chaleco salvavidas. El barco recreativo en el que navegaban se hundió a tres millas de la costa.

Y, aunque el temporal ha dado una tregua en Cádiz, dos hermanos fueron hallados muertos en el embalse de Barbate, lleno por las últimas lluvias. Uno de ellos se ahogó al intentar rescatar al otro, que se cayó al agua, según la principal hipótesis.