Público
Público

López incluirá a Bildu en una ronda de diálogo con los partidos

Busca unidad para reconstruir "la convivencia" y la colaboración del Gobierno ante el "final de la violencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El lehendakari, Patxi López, anunció este viernes la convocatoria 'inmediata' de una ronda con los partidos y las coaliciones, incluida Bildu, para analizar el nuevo escenario abierto en Euskadi tras el cese definitivo de la violencia de ETA, buscar la 'máxima unidad' y 'acordar los pasos' a partir de ahora para reconstruir la convivencia.

Patxi López compareció en la sede de la Lehendakaritza, en Vitoria, junto a casi todos sus consejeros tras haber celebrado un Consejo de Gobierno extraordinario por el final de la violencia de la banda, cuyo anuncio la víspera le sorprendió en EEUU, de viaje oficial.

Reivindica como hoja de ruta el plan que presentó en el Parlamento vasco

El lehendakari dedicó sus primeras palabras a los 'ausentes', las víctimas del terrorismo. 'Son el símbolo de la resistencia al chantaje y el grito de libertad que, en silencio, oímos todos en nuestros corazones', dijo. Después, hizo una serie de agradecimientos: a las sociedad vasca por 'su resistencia cívica frente al terror', a todas las policías y, 'en especial', a la Ertzaintza; a los jueces y fiscales, a los periodistas, a los profesores y a los empresarios. 'Todos ellos han cumplido con su deber; han sido los artífices de nuestra libertad', manifestó.

Dicho esto, el lehendakari se felicitó porque tras la 'derrota del terrorismo' se abre 'un nuevo tiempo', 'una nueva oportunidad', para construir la 'convivencia'. Según anunció, su primera acción será convocar a los partidos y coaliciones con representación institucional, así como a sindicatos y organizaciones empresariales. También tiene la intención de reunirse con los anteriores lehendakaris, Carlos Garaikoetxea, José Antonio Ardanzay Juan José Ibarretxe, 'porque su conocimiento y experiencia es un caudal' que debe servir para manejarse 'en este nuevo tiempo'. Y, por último, buscará la colaboración del Gobierno para 'encauzar' las cuestiones derivadas del 'final de la violencia'. Presumiblemente, esa colaboración se dará ya con el Ejecutivo que salga de las urnas el 20-N, habida cuenta de que el Gobierno de Zapatero considera que la gestión de este 'nuevo tiempo' le corresponderá al presidente que resulte elegido. En cualquier caso, la intención de Patxi López para 'construir la convivencia' es seguir la hoja de ruta que presentó, el pasado 29 de septiembre, en el Parlamento vasco, con diez propuestas para un 'gran acuerdo de la concordia'. Entre otros puntos, recoge el acercamiento 'progresivo' de los presos de ETA al País Vasco si favorece su reinserción, la legalización de 'todas las sensibilidades políticas' que cumplan la legalidad y el reconocimiento público del 'daño causado por el terrorismo a las víctimas'. 'Creo, sin dogmatismo alguno, que puede ser la guía de la nueva etapa', dijo López.

El PNV llama a trabajar por 'la paz, la reconciliación y la concordia'

El lehendakari negó la existencia de un 'conflicto'. 'En Euskadi, no tenemos dos bandos enfrentados. Nuestro conflicto ha sido el causado por una minoría fanatizada', aseguró, en alusión a ETA. Y sobre la reivindicación del 'derecho a decidir' de los partidos abertzales, afirmó que él defenderá 'el derecho a convivir y la concordia', informa Europa Press.

Preguntado ya sobre las críticas recibidas por haber permanecido esta semana en EEUU, pese a que se esperaba el comunicado de ETA, replicó: 'El tiempo de la libertad no empezó ayer, sino cuando la sociedad vasca puso pie en pared y decidió conquistar espacios de libertad'.

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, hizo un llamamiento también a trabajar por 'la paz, la reconciliación y la concordia' después de que se haya 'superado el terrorismo'.

El líder del partido nacionalista envió este mensaje en una comparecencia solemne en la sede de Sabin Etxea, en Bilbao, que sirvió para rendir un 'reconocimiento a quienes han sido máximos cargos internos e institucionales', como su expresidente Xabier Arzalluz, el exlehendakari José Antonio Ardanza y los expresidentes del Parlamento vasco Joseba Leizaola, Juan María Atutxa e Izaskun Bilbao, todos ellos presentes en el acto.

Urkullu recordó 'a las víctimas, los amenazados, los perseguidos y a los chantajeados', así como a 'las personas que han trabajado denodadamente por la paz'. 'Una cosa está clara, podemos decir con orgullo que todos los aquí presentes, todos los cargos internos e institucionales del PNV, siempre han estado comprometidos con la paz porque somos y seremos el partido de la no violencia', reivindicó.

Tras su intervención, preguntado por quién debe liderar esta nueva situación y si lo tendría que hacer el Gobierno vasco, Iñigo Urkullu respondió: 'La sociedad es muy inteligente y sabrá valorar lo que ha hecho cada uno'.