Público
Público

Macroperación de la Policía contra la organización Segi

Detiene al menos a trece miembros, entre ellos varios dirigentes. Se les acusa de intentar recomponer Segi y la 'kale borroka'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Nuevo golpe al entorno de ETA. La policía detuvo esta madrugada a por lo menos trece militantes de la organización juvenil ilegal Segi, a los que acusa de intentar su recomposición, y a algunos, en concreto, les vincula con actos de violencia callejera.

Las detenciones se produjeron a partir de las tres de la madrugada, y se han practicado numerosos registros domiciliarios, de lonjas y garajes, que a las nueve de la mañana continuaban. Aún se desconoce el número exacto de detenidos. 

La actuación de la policía está repartida por todo el País Vasco, aunque la mayoría de las detenciones fueron en Vizcaya y Vitoria. En esta operación, la policía ha detenido a varios de los actuales dirigentes de Segi, como los coordinadores tanto generales como de los tres territorios vascos. También se ha producido una detención en Barcelona, de una alavesa -Marina Sagastizabel- que estudiaba allí.

El golpe es duro, puesto que se ha detenido a algunos de los nuevos dirigentes de la organización, que sustituyeron a los detenidos en la operación contra Segi hace un año.

Además, los arrestados estaban tratando de recomponer la organización, desgastada por los contínuos golpes, y la 'kale borroka'.

En Vizcaya ha habido siete detenidos: Xabat Morán Ruiz, Ikoitz Arrese Otegi, Rubén Villa Esnaola, Xabier Vidaurre Sanz, Imanol Beristain Gutiérrez, Irati Tovar Eguskitxa y Endika Pérez Gómez. En Alava han sido arrestados Igazki de Robles y Emilio Yus.

Además, ha habido otros cuatro detenidos en Navarra.

En noviembre del 2009 la Policía Nacional detuvo a 35 jóvenes

Se trata de la segunda gran operación en un año contra Segi, ya que en noviembre del 2009 la Policía Nacional detuvo a 35 jóvenes de esta organización.

A los ahora detenidos se les acusa de intentar recomponer Segi, además de vincular a algunos de ellos con actos de violencia callejera ocurridos en Alava.

Estos ataques, como la quema de numerosos contenedores, han rebrotado este verano en todo en País Vasco. El último acto de violencia callejera se produjo este pasado miércoles, cuando un encapuchado lanzó un cóctel-molotov contra un cajero automático en Rentería (Guipúzcoa).

La operación de hoy, como la de noviembre pasado, está dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska.

En el auto de aquella operación de noviembre del 2009, Grande-Marlaska consideraba que Segi no era más que 'un tentáculo de ETA' y una 'auténtica academia terrorista' para la continuación de la lucha armada.

En el 2009 huyeron varias de las personas que se buscaba detener, incluidos cuatro cabecillas que luego fueron arrestados en mayo de este año en el sur de Francia. Entonces, la policía aseguró que estos huidos estaban a la espera de integrarse en ETA y ya se les había incluido entre los terroristas más buscados.