Público
Público

Una manifestación contra la "tregua trampa" divide al PP

Mientras Mayor anima al partido a ir, Rajoy guarda silencio y se va con el Papa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El próximo sábado Francisco José Alcaraz volverá a la madrileña plaza de Colón para manifestarse contra ETA 'en defensa de la memoria y dignidad de las víctimas'. Pero esta vez no le acompañará, como tantas veces hizo durante la legislatura pasada, el líder del PP, Mariano Rajoy.

El presidente de los conservadores tiene una excusa perfecta para no asistir: acude al acto del papa Benedicto XVI en Santiago de Compostela.

Con esa cita tan significativa en la agenda, el PP no ha valorado ninguna otra convocatoria. De hecho tampoco ha considerado enviar, por el momento, a nadie de la cúpula en su representación. Los colaboradores de Rajoy saben que su ausencia no ha sentado nada bien a la plataforma Voces contra el Terrorismo, impulsora de la iniciativa. Sus integrantes lamentan no contar con su presencia y le han criticado abiertamente. A su juicio, con ello está dando de lado a las víctimas.

Los que rodean al jefe de la oposición dicen que no tienen 'nada' que comentar al respecto. Pero defienden que su jefe de filas siempre ha apoyado a los que han sufrido los ataques de la banda terrorista y que, como además fue ministro del Interior, lleva muchos años 'concienciado' con este asunto.

Aunque Rajoy no acude a la llamada, el PP ha dado libertad a los suyos para que hagan lo que quieran. Y ahí es donde se ha vuelto a visualizar, de nuevo, que existen dos sectores en el PP: uno, el de las gaviotas, que se caracteriza por entonar un discurso moderado, y otro, el de las águilas, que se identifica con un mensaje más duro.

Durante la pasada legislatura, el líder del PP acudió a numerosas marchas

En este último grupo siempre se ha incluido al portavoz del PP en Europa, Jaime Mayor Oreja. Este también estará con el Papa pero, al menos, ha mostrado su respaldo a la marcha.

El lema de la concentración es 'No más mentiras, no más treguas trampa'. Mayor ha pedido además a la gente que vaya para decirle al Gobierno socialista que 'no se puede negociar con ETA'. El dirigente conservador ha alertado en varias ocasiones que el presidente del Gobierno dejará que Batasuna vuelva a las instituciones en las próximas elecciones. Las que si tratarán de ir serán la ex líder del PP vasco, María San Gil, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

En el PP dicen que el discurso de Rajoy con el terrorismo no se ha modificado ni un ápice. Y aseguran que, ahora que se está hablando del fin de la banda terrorista, el primero en alegrarse sería él, 'aunque el Gobierno socialista tratara de colgarse como medalla lo que es un trabajo de todos'. Rajoy no eleva el tono con este tema. Ese papel se lo deja a los suyos. El líder del PP, dicen sus más próximos, sabe que para los españoles esta no es la preocupación prioritaria y él se ciñe a la crisis económica.

Hace pocos años la situación era muy distinta. La política antiterrorista centraba la estrategia del PP y Rajoy acudía prácticamente a todas las marchas de la AVT, entonces presidida por Alcaraz. La primera arrancó en enero de 2005. A partir de esa fecha el líder del PP no faltó a muchas citas.

A pesar de todo, Rajoy no piensa descuidar ninguna parcela. El martes se reunió con la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza.

Las principales asociaciones de víctimas del terrorismo no asistirán a la concentración convocada por Francisco José Alcaraz, según informa Europa Press. La AVT no ha querido pronunciarse; Dignidad y Justicia ha asegurado no haber recibido ninguna invitación; la Federación de Asociaciones Autonómicas de Víctimas del Terrorismo ha mostrado su 'total rechazo' a la cita porque cree que Voces Contra el Terrorismo representa 'a una minoría'. La marcha sí contará con el apoyo de víctimas particulares.