Público
Público

La marcha por los presos de ETA recibe 15.000 adhesiones

Discurrirá mañana en silencio por Bilbao tras el auto dictado por la Audiencia Nacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La manifestación que recorrerá mañana Bilbao en defensa de los 'derechos' de los presos de ETA ha recibido hasta ahora 15.000 adhesiones.

Representantes de Egin Dezagun Bidea, convocante de la protesta, comparecieron ayer en las escalinatas del Ayuntamiento de Bilbao para realizar un último llamamiento a participar en la manifestación. Su previsión es que sea la más masiva de los últimos años en el nuevo escenario abierto tras el 'cese definitivo de la lucha armada' anunciado por ETA el pasado 20 de octubre.

En el documento hecho público por los convocantes, reivindican que la 'resolución del conflicto' requiere ahora la 'superación de todas sus consecuencias', entre las que está la situación de los presos. Así, defienden el final de su dispersión fuera de Euskadi, la derogación de la doctrina Parot, la puesta en libertad de los reclusos con enfermedades graves e incurables, así como de quienes hayan cumplido tres cuartas partes de su condena.

El ministro del Interior viajará a Euskadi para analizar el fin de ETA

El portavoz de la iniciativa Egin Dezagun Bidea, Beñat Zarrabeitia, anunció que la manifestación discurrirá en silencio, después de que el departamento vasco de Interior les instara a poner los medios necesarios para cumplir el auto dictado por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska. En su resolución, prohibe exhibir fotos de presos, así como referirse a ellos como 'presos políticos'.

El representante de Egin Dezagun Bidea aseguró que harán un 'ejercicio de responsabilidad' para cumplir dicho auto, a la vez que reclamaba también 'una absoluta responsabilidad' al departamento vasco de Interior en el proceder de la Ertzaintza durante la vigilancia de la protesta.

La coalición Bildu denunció la actitud 'beligerante' de PP, PSE y PNV ante esta manifestación, y aseguró no comprender en concreto la postura del partido nacionalista, pues, a su juicio, sus bases 'apoyan mayoritariamente las reivindicaciones que se recogen en la convocatoria'. En vísperas de la protesta, el diario Deia informaba ayer en sus páginas de que ETA exige a sus presos que se nieguen a pedir perdón a las víctimas y reparar el daño causado, según el contenido del boletín interno Ekia, del pasado octubre.

Los gobiernos central y vasco difieren sobre la política penitenciaria

El Ministerio del Interior mantiene, por su lado, que no piensa atender las medidas planteadas desde la izquierda abertzale para flexibilizar la política penitenciaria con los presos, informa Europa Press. El ministro del Interior, Jorge Fernández, tiene intención de viajar a Euskadi, por primera vez desde que accedió al cargo, el próximo 24 de enero para reunirse con la cúpula del PP vasco y altos cargos del Gobierno vasco.

La reunión girará sobre los pasos a dar para lograr la desaparición definitiva de ETA y su desarme. Hoy por hoy, el Gobierno vasco de Patxi López difiere sensiblemente del Ejecutivo central, al considerar que en este momento sería necesaria una política penitenciaria más flexible.

En esta coyuntura, el PP vasco ha realizado esta misma semana un llamamiento al PSE y al PNV para trabajar con 'unidad' hasta lograr la disolución de ETA y no dejarse arrastrar por el 'guión' de la antigua Batasuna. La izquierda abertzale reaccionó ayer ante el movimiento del PP vasco con un comunicado en el que defendió de nuevo que, tras el cese de ETA, 'debe darse paso a la apertura de un diálogo resolutivo en clave democrática. Para dicho diálogo, todas las culturas políticas de este país somos necesarias'. Además, reclamó al PP que aborde su legalización y el 'fin de la criminalización y persecución de actividades políticas'.

Entre tanto, en el Congreso, trascendía que Amaiur asumirá la portavocía del Grupo Mixto los primeros siete meses del año, según el acuerdo de las ocho fuerzas que lo integran. La porta­­­vocía corresponderá después tres meses a ERC, dos al BNG, otros dos a CC y un mes cada uno a Geroa Bai, Foro Asturias, Compromís y UPN.