Público
Público

Marruecos asegura que el saharaui español murió atropellado en un accidente

Cherkaoui ha denunciado la "agresión brutal"que sufrió Marruecos al intentar "rescatar" a ciudadanos "inocentes" que estaban acampados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras reunirse con su homólogo español, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba , el ministro marroquí del Interior, Taib Cherkaui ha ofrecido una rueda de prensa para denunciar la 'agresión brutal' que, según su versión, sufrieron las fuerzas marroquíes al intentar 'rescatar' a ciudadanos 'inocentes' que estaban acampados, ya que milicias armadas se habían hecho con el control del asentamiento.

Cherkaui, ha defendido la intervención 'pacífica' de las fuerzas de seguridad marroquíes que desmantelaron el campamento saharaui y ha asegurado que el saharaui español, Baby Hamday Buyema, murió atropellado en un 'accidente'.

Cherkaui ha asegurado que la muerte de Baby Hamday está siendo investigada por la Fiscalía General de El Aaiún y ha vuelto a cargar contra la prensa española, a la que ha acusado de 'tergiversar' los hechos para denigrar a Marruecos.

Respecto a la prohibición de entrada de periodistas españoles al país alauí, el ministro recibido ha resaltado la soberanía de su país: 'Marruecos es un país soberano al igual que otros países y se reserva el derecho a recibir en sus territorios a cualquier individuo'.

Por otra parte, ha insistido en que la intervención de las fuerzas de seguridad fue 'pacífica' y 'no hubo ni un solo disparo. 'No ha habido ningún genocidio ni se perpetraron crímenes contra la humanidad', alegó Cherkaoui. Asimismo, ha denunciado que el campamento pasó a estar controlado por 'milicias armadas' cuyo comportamiento demuestra que contaban con un 'entrenamiento especializado' para cometer actos de sabotaje y de violencia.

La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara (CEAS Sahara) y otros colectivos de solidaridad con el pueblo saharaui han convocado para esta tarde, a las 18:30, una concentración ante el Ministerio del Interior (Paseo de la Castellana, 5. Metro Colón). El motivo de esta protesta es la recepción de Rubalcaba con Chekaoui, en Madrid, evento que CEAS considera en su página web una demostración de la 'irresponsabilidad y la complicidad de neustro Gobierno con lo que está sucediendo'.