Público
Público

Media España se congela de frío

Las temperaturas no superarán hoy los diez grados. Veinte provincias del este y del centro del país están en alerta por la nieve. Conoce el tiempo que va a hacer en tu ciudad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La nieve que cae en el centro y el este del país ya ha puesto en alerta naranja (riesgo importante) a veinte provincias españolas y está empezando a causar problemas en la circulación sobre todo en Madrid, especialmente en la carretera de valencia (A-3).

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) también ha activado la alerta amarilla (riesgo) en otra quincena de provincias debido a la nieve, las lluvias y/o el fuerte viento, entre ellas Lugo, Burgos, León, A Coruña, La Rioja, Guipúzcoa, Vizcaya, Huesca, Ciudad Real, Jaén y Melilla.

En la Comunidad de Madrid, la alerta naranja afecta a la zona sur y Las Vegas, en donde la nieve podrá alcanzar un espesor de seis centímetros; de cinco centímetros en la sierra madrileña y de cuatro centímetros en el Henares y el área metropolitana.

El descenso de las temperaturas será generalizdo en toda laPenínsula, pudiendo ser localmente notable en el tercio sur. La mayor parte de España no superará hoy los 10 grados centígrados de temperatura. También se producirán heladas débiles o moderadas generalizadas en el interior peninsular. Sólo en las islas, los termómetros registrarán pocos cambios.

La nieve afectará a gran parte de la Península, fundamentalmente a la mitad norte, zona centro, área mediterránea y Baleares. Aragón y Castilla-La Mancha serán las comunidades autónomas que registrarán mayores nevadas, con hasta 20 centímetros de acumulación. Además, las zonas costeras de Galicia y el Mediterráneo se mantienen en alerta por fuertes vientos y olas.

En las comunidades mediterráneas y Melilla, chubascos débiles o moderados, pudiendo ser persistentes en puntos del litoral, y que, con menor probabilidad e intensidad cuanto mas al oeste, se darán también en el sur de Aragón, zona centro y resto del cuadrante sureste peninsular.

En el cantábrico, norte y este de Castilla y León y Pirineos, precipitaciones débiles. Cota de nieve descendiendo, en el Cantábrico: entre el nivel del mar y 300 metros; en el litoral catalán, levantino y sureste: 300/700 metros; en el interior de la Península: cualquier cota. En el resto, predominio de cielos poco nuboso.

En canarias, lluvias débiles a moderadas en Fuerteventura, Lanzarote y norte de las demás islas, pudiendo ser persistentes en el norte de Tenerife y Gran Canaria, y no se espera lluvia en el resto.

Por su parte, viento de componente norte moderado a fuerte en Baleares, y litorales de Galicia y del Mediterráneo, y flojo a moderado en general en el resto de la Península. En el mar de Alborán, componente este moderado con intervalos de fuerte. En Canarias, componente este, flojo a moderado.

Por ello, Protección Civil recomienda extremar las precauciones ante los riesgos derivados de la nieve, así como adoptar las oportunas medidas de autoprotección que favorecen la seguridad y la de los demás, a la vez que aconseja mantenerse informado y seguir las recomendaciones.

En la misma línea, considera que si es imprescindible viajar por carretera, hay que ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo, además de informarse de la situación meteorológica, del estado de las carreteras, revisar el vehículo, atender a las recomendaciones de Tráfico, tener la precaución de llenar el depósito de la gasolina y llevar las cadenas.

Igualmente, cree útil llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio. De hecho, resalta que si se está atrapado en la nieve aconseja permanecer en el coche con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, al tiempo que hay que vigilar que el tubo de escape no esté obstruido, para evitar que los gases no entren en el interior del coche.

En caso de quedarse aislado y de necesitar ayuda, afirma que no hay que intentar resolver la situación por uno mismo, tratar de informar de este hecho y, salvo que la situación sea insostenible, esperar asistencia.