Público
Público

Millet tenía detalles de pujas de obras del Govern de CiU

El jerarca del Palau accedió a concursos públicos de carácter confidencial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Millet no sólo pedía al Govern de CiU que hiciera adjudicaciones de obra pública a Ferrovial para repartirse después la comisión, como indican documentos hallados en el ordenador de su secretaria. Según nueva documentación hallada en el Palau de la Música, el saqueador confeso de la entidad guardaba al menos 11 expedientes de concursos de obra pública confidenciales que el Govern debía adjudicar en 2003, cuando Jordi Pujol presidía la Generalitat y Felip Puig era el conseller de Obres Públiques.

La pregunta de cómo Millet tuvo acceso a estos documentos no podrá ser respondida por el momento, pero parece sugerir que su relación con los responsables de la obra pública catalana era más estrecha de lo que se conocía hasta ahora. Se da la circunstancia, además, de que en los 11 concursos a los que tuvo acceso el ex presidente del Orfeó Català concurrió Ferrovial, constructora que presuntamente pagaba un 4% de comisión a Millet para que este se la repartiera con Carles Torrent, antiguo tesorero de CDC, y con 'Daniel', supuestamente Daniel Osàcar, que sustituyó a Torrent tras la muerte de este.

El hecho de que Millet tuviera acceso a estos concursos sí explica la correspondencia que mantenía con el ex director general de la división de construcción de Ferrovial Pedro Buenaventura: 'Amigo Pedro. He estado intentado hablar contigo porque ya hace días se me informó de la adjudicación de la obra del Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès para la construcción de un pabellón por un importe de 4.175.019 euros. Sería conveniente que comentáramos el tema lo antes posible'.

Buenaventura compareció ayer en la comisión y negó rotundamente cualquier pago de comisiones de la empresa a Millet o que este les ayudara a conseguir obra pública. El ex directivo atribuyó a la casualidad las coincidencias temporales y de cantidad entre aportaciones de Ferrovial al Palau y pagos que la entidad hacía a la convergente Fundación Trias Fargas y empresas proveedoras de CDC.