Publicado:  04.07.2011 19:40 | Actualizado:  04.07.2011 19:40

Monago: "Extremadura no es de izquierdas o de derechas"

El candidato conservador a la Junta de Extremadura reivindica los pactos entre fuerzas políticas durante su discurso de investidura

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Para Monago el entendimiento entre fuerzas políticas diferentes es posible. El candidato del Partido Popular a la Presidencia de la Junta de Extremadura ha defendido durante su discurso de investidura los pactos entre formaciones lo que, a su juicio, "enorgullece a la clase política y al conjunto de la sociedad extremeña".

El que será el próximo presidente de Extremadura a partir del jueves, tras las votaciones en la Junta, en las que los concejales de Izquierda Unida se abstendrán para facilitar el Gobierno del PP, considera que "Extremadura no es de izquierdas o de derechas", entre las risas de los ediles socialistas. "Se ríen porque ustedes abonaron esa vieja división durante 30 años. Me comprometo a que nadie vuelva a reirse cuando oiga esa frase, porque Extremadura es del pueblo extremeño", respondió el conservador.

En su discurso, titulado 'Una nueva Extremadura', Monago ha explicado ante el hemiciclo que "los tiempos han cambiado y los políticos tienen que cambiar con los tiempos". En el caso de la región, ha precisado que "las elecciones del pasado 22 de mayo han abierto una nueva etapa política" en Extremadura, de manera que "los extremeños manifestaron con su voto libre y democrático su deseo de cambio y de renovación política".

Monago ha hecho un llamamiento a la unidad de todos los extremeños, quienes "en tiempos difíciles" del pasado dieron "pasos fundamentales" para "levantar otras regiones".

"Y lo hemos sabido hacer sin divisiones, juntos, siendo la unidad en los temas fundamentales", ha apostillado el líder del PP extremeño. "Hoy convoco a todos los extremeños y a las fuerzas políticas de esta cámara a recuperar esa unidad por Extremadura. Unidad por el empleo, unidad por la renovación política y unidad para mejorar el estado de bienestar", agregó.

"Todo extremeño conoce el significado del verbo reducir"

A continuación, Monago ha comenzado con las promesas y a desgranar el que será su programa de gobierno para la próxima legislatura que se iniciará con un plan de acción en los primeros cien días "destinadas a paliar el desempleo para aquellos sectores de población que lo sufren especialmente: los jóvenes y las mujeres".

Monago ha apostado en su discurso por reducir a la mitad las empresas, entes y organismos públicos."Todo extremeño conoce el significado del verbo reducir, ahora le toca aplicarlo a su administración", ha sentenciado.

Además, ha mostrado su intención de reducir, también al 50%, los altos cargos y puestos de libre designación; los gastos en publicidad y propaganda; los gastos en estudios y programas; los gastos jurídicos externos de la Junta de Extremadura; y los gastos por representación y dietas de viaje. En cuanto a los gastos de protocolo y recepciones oficiales, estos disminuirán todavía más, en concreto en un 75%.

En cuanto a su gabinete, Monago ha confirmado que reducirá las 11 consejerías actuales a 7, coincidentes con las siete áreas que "son necesarias para que Extremadura funcione": Consejería de Empleo, Empresa e Innovación; Economía y Hacienda; Administración Pública; e Fomento; Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía; Educación y Cultura; Salud, Dependencia y Consumo. 

Monago ha confirmado que reducirá las 11 consejerías actuales a 7

Una de las fases del discurso, Monago ha asegurado que modulará el impuesto de sucesiones, un guiño para el coordinador regional de IU, Pedro Escobar, a pesar de atentar contra una de las banderas electorales del PP. En una reunión entre Monago y Mariano Rajoy, el líder de los conservadores dio su bendición a la no supresión del impuesto con el fin de de atraer a IU asegurarse la Presidencia de Extremadura.

El presidente del PP siempre ha abogado por una bajada fiscal, pero desde hace unos meses también ha tenido que reconsiderarlo. En tiempos de crisis es difícil sostenerlo. Antes de la campaña electoral, en la que Monago había tachado de "inaceptable" el Impuesto de Sucesiones, Rajoy ya comenzó a admitir que no iba a ser posible cumplir su promesa.

PUBLICIDAD

Comentarios