Público
Público

Dos muertos al estrellarse un ultraligero

Un profesor y su alumno murieron durante un vuelo de instrucción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un profesor y su alumno murieron durante un vuelo de instrucción cuando se estrelló el ultraligero en el que viajaban. El aparato se incendió al chocar contra la carretera que va de Palma a Manacor (Mallorca), informa Efe. Las dos personas que viajaban a bordo eran el instructor y el alumno de una escuela de vuelo de Vilafranca de Bonany. Los dos eran alemanes.

El servicio de emergencia 061 informó que el instructor de la escuela de vuelo de Vilafranca tenía 48 años, y que el alumno había venido expresamente de Alemania para tomar clases de ultraligero.

Es probable que el instructor sea el piloto alemán afincado en Vilafranca Andy Tille, dueño de la escuela de vuelo Gyrocopter e instructor de ultraligeros autogiro, según consta en la página web de la empresa. Aun así, todavía no se puede confirmar su identidad hasta que se realicen los pertinentes análisis de ADN porque el estado del cadáver impide la identificación a simple vista.

El accidente ocurrió poco antes del mediodía, a las 11.45 horas, en el kilómetro 42 de la carretera que une Palma y Manacor, a la altura del restaurante El Cruce. Concretamente, en la finca Son Llodrá Bei, en el pueblo de Son Macià, según informó el 112. Se desplazaron hasta el lugar los servicios de emergencias, los Bomberos de Mallorca, agentes de la Policía Local, de la Guardia Civil, de Protección Civil y un helicóptero del Servicio de Búsqueda y Salvamento. Al cierre de esta edición, se desconocían las circunstancias del siniestro.

Este es el segundo accidente aéreo con víctimas en menos de un mes que se produce en la isla de Mallorca. El pasado 12 de noviembre dos ciudadanos británicos murieron al estrellarse el helicóptero en el que volaban sobre una zona forestal ubicada entre las localidades de Andratx y Estellencs, concretamente, en La Trapa (Coll de Sa Gramola). El helicóptero, con matrícula inglesa y propiedad de una empresa de charter y training llamada Sloane Helicoters, había despegado a las 10.40 del aeropuerto de Son Bonet.

El último accidente de ultraligero en España sucedió el pasado 28 de octubre en un pueblo de Huesca. Los fallecidos fueron Ángel Gutiérrez, de 60 años e instructor de vuelo, y su alumno Alfonso Sánchez, de 29 años, que murieron al estrellarse el aparato en el que volaban en el término municipal de Tardienta.

El siniestro ocurrió a las 14.10 horas en un punto cercano al parque eólico de Tardienta, cuando profesor y alumno estaban en una clase del primer día del curso de vuelo. El avión se estrelló contra el suelo, entre dos molinos, y cayó a una vaguada a 40 metros del impacto, boca abajo.