Público
Público

El nieto de los reyes seguirá ingresado

Felipe Juan Froilán se someterá a una "revisión quirúrgica" y será dado de alta cuando le quiten los antibióticos por vía intravenosa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El hijo de la infanta Elena, Felipe Juan Froilán, continúa hoy la 'evolución favorable' de su herida en el pie derecho y permanecerá ingresado unos días en el hospital Quirón de Madrid, ya que seguirá recibiendo antibióticos por vía intravenosa y se someterá a una nueva 'revisión quirúrgica'.

En una nota informativa con datos proporcionados por los médicos que le atienden, la Casa del Rey ha explicado que la evolución del nieto mayor de los reyes 'está siendo favorable desde los puntos de vista clínico, analítico y quirúrgico'.

'Permanecerá ingresado para cumplir el protocolo de antibioterapia intravenosa y realizarle una nueva revisión quirúrgica antes del alta hospitalaria', concluye la nota, que no precisa cuándo se hará efectiva dicha alta.

Fuentes médicas explican que aunque el impacto de la munición de la escopeta con la que se disparó accidentalmente en el pie derecho se produjo a la altura del segundo metatarsiano, la integridad del dedo no corre ningún peligro, puesto que sigue recibiendo con normalidad el flujo sanguíneo.

Las mismas fuentes señalan que la nueva revisión quirúrgica consistirá en una 'cura' de la zona afectada y que el alta hospitalaria está condicionada al momento en que el protocolo médico permita pasar a suministrar los antibióticos por vía oral.

Felipe Juan permanece ingresado en la clínica Quirón desde el pasado lunes, tras ser ingresado por la herida que le provocó en el pie derecho el disparo accidental de la escopeta de pequeño calibre (calibre 36) que manejaba cuando estaba acompañado por su padre, Jaime de Marichalar, en unas prácticas de tiro en la finca familiar de Soria.

Desde que fue ingresado, ha estado acompañado diariamente de sus padres y de su abuela, la reina Sofía, y ha recibido también la visita de los Príncipes de Asturias y de sus hijas, las infantas Leonor y Sofía.  

El límite de edad mínimo para acceder a la licencia de armas son los 14 años y para usarlas siempre debe ir acompañado de un mayor de edad.

Felipe Juan Froilán tan sólo tiene 13 años de edad, por lo que atendiendo al relato de la Casa Real, la responsabilidad de que el menor estuviese usando un arma sin licencia es de su padre, con quien se encontraba en ese momento.

La normativa al respecto está registrada en Real Decreto 137/1993 de 29 de enero Sección II Art.109 y la ley sanciona el incumplimiento de ello con una multa de entre 300,52 y 600,01 euros , y también con la incautación de las armas. Pero dentro del apartado de faltas graves de dicho reglamento hay sanciones de hasta 30.050,61 euros.

Por tanto, Jaime de Marichalar, responsable en esos momentos de Felipe Juan, podría ser sancionado con las cantidades anteriormente detalladas.

El procedimiento a seguir en este tipo de situaciones es que el hospital remita al Juzgado de guardia correspondiente un parte informando de una herida por arma de fuego. Lo siguiente es que la autoridad judicial de traslado a la Guardia Civil o la Policía. En este caso, por demarcación geográfica, la competencia ha recaído en la Guardia Civil.

El juzgado abrirá una investigación penal sobre los hechos al tratarse de una herida de bala, pero previsiblemente será archivada al corroborarse que se trató de un accidente.

Varias asociaciones han pedido que Jaime de Marichalar sea sancionado y entre ellas, el Partido Animalista-PACMA ya ha presentado una querella contra él y también contra la infanta Elena.