Público
Público

"No podemos dar cobertura a las mafias"

Entrevista a Laura Seara, nueva secretaria de Estado de Igualdad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Laura Seara (Allariz, Ourense, 1975) es desde ayer la nueva secretaria de Estado de Igualdad, puesto en el que releva a Bibiana Aído, quien abandonó ese cargo para incorporarse en septiembre a las Naciones Unidas como asesora de la agencia ONU-Mujeres. Seara dirigía desde finales de 2009 el Instituto de la Mujer, que depende del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Para ello tuvo que renunciar a su acta de diputada en el Parlamento de Galicia, donde ejerció de presidenta de la Comisión de Igualdad entre 2005 y 2009, además de ser portavoz del Partido Socialista de Galicia (PSdG) en Igualdad y Cultura. Licenciada en Derecho y exvicepresidenta del Consejo de la Juventud, también es miembro del Comité Federal del PSOE.

¿Cómo afronta esta nueva etapa?

Afronto el cargo con muchísima responsabilidad. Vamos a llevar a cabo un proyecto de continuidad con un equipo que está ya muy cohesionado. Para defender un valor irrenunciable como la igualdad siempre merece la pena dejarse la piel. Además, mi paso por el Instituto de la Mujer me ha permitido trabajar de manera transversal, tengo una visión muy amplia y un buen diagnóstico de la situación.

¿Qué retos se plantea a partir de ahora?

Una de mis prioridades es llegar hasta el final con la Ley Integral para la Igualdad de Trato y la No Discriminación. Evidentemente tenemos que reforzar los mecanismos de protección de las mujeres víctimas de violencia de género y potenciar las medidas contra los maltratadores. Por otra parte, pretendemos hacer del empleo uno de los pilares clave de las políticas de igualdad. Nadie puede cuestionar la igualdad empresarial y económica entre mujeres y hombres. En este proceso de redefinición del modelo económico global, la igualdad debe ser un eje fundamental. Tenemos que seguir trabajando con las empresas, como hemos hecho hasta ahora.

El Ejecutivo dio ayer un paso clave hacia la prohibición de los anuncios de contactos en los periódicos. ¿Ha sido difícil llegar a este punto, dadas las voces discordantes que han surgido dentro del propio Gobierno?

Esta decisión ha sido una apuesta de este Gobierno desde el principio. Después del fracaso de la autorregulación, la propuesta que hemos presentado a los grupos parlamentarios marca la tendencia clarísima del Gobierno. Es una decisión que cuenta con la unanimidad del Parlamento. Nadie tiene dudas de que los anuncios de contactos tienen que estar fuera de los medios de comunicación.

Las empresas editoras de los diarios españoles se posicionaron en contra del veto por considerar que atentaba contra la libertad de expresión y empresa.

Se han puesto muchas excusas, como la libertad de expresión y la de empresa, para poner en duda esta medida, pero son argumentos económicos difíciles de sostener éticamente. Esas libertades no están en juego en ningún caso. Lo que está en juego es la vida y la libertad de muchas mujeres. La esclavitud sexual es la peor forma de violencia machista, de manera que no se puede dar cobertura ni complicidad al negocio repugnante de las mafias que se dedican a ello.

¿Cuál es el proceso que se seguirá a partir de ahora?

Hoy [por ayer] empieza un recorrido parlamentario, porque la propuesta está abierta a sugerencias o cambios. Además, por interés expreso de Bibiana Aído, próximamente nos reuniremos con los directores y editores de los medios de comunicación para explicarles la propuesta.