Público
Público

"No me hace nadie ni puto caso"

La presidenta de la Comisión de Senado fue víctima de un micrófono abierto durante el debate sobre proyecto de ley de la reforma laboral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión de Trabajo del Senado, que hoy debatió el proyecto de ley de la reforma laboral, vivió momentos de confusión e incluso caos en la votación de las enmiendas y acabó con un cierto alboroto del que se quejó la presidenta de este órgano: 'No me hace nadie ni puto caso... ni caso'.

Así de clara fue la senadora socialista Lentxu Rubial cuando estaba dando por concluida la Comisión y leía el tradicional texto en el que se explica que ahora el proyecto de ley vuelve al Congreso para su aprobación definitiva.

Con los micrófonos aún abiertos, Rubial dejó caer esta frase que no parecieron oír sus compañeros de la Cámara alta, pues mientras algunos hablaban o se despedían otros seguían intentando aclararse sobre cuáles habían sido las enmiendas aprobadas.

Entre ellos, la portavoz del PP, Alicia Sánchez Camacho, a quien se oía pedir 'menos cachondeo' cuando alguien bromeaba con sus preguntas sobre las enmiendas.

La propia Rubial se equivocó en más de una ocasión sobre los resultados de las votaciones enmienda a enmienda, mientras que Sánchez Camacho insistió en preguntar quién había votado a favor del conjunto del proyecto de ley, ya que el resultado de la votación fue un empate y venció el sí por el voto ponderado.

Al final, mientras Rubial se despedía de los senadores y alguno le deseaba que acabara pronto con la recopilación del dictamen, su compañero de mesa afirmaba: 'éste es un castigo por no haber trabajado en toda la legislatura'. 'No, por no haber trabajado en la ponencia', le replicó Rubial.

DISPLAY CONNECTORS, SL.