Público
Público

"No se puede hacer política con una mano y dar cobijo a la violencia con otra"

Los socialistas vascos reclaman que "nadie caiga en el juego" de los que se aprovechan de la democracia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El lehendakari Patxi López avisó este sábado durante el homenaje al dirigente socialista Fernando Buesa, asesinado por ETA en el 2000, que no se puede 'hacer política con una mano y dar cobijo a la violencia' con la otra, en referencia al debate sobre el alcance de la apuesta de la izquierda abertzale por vías 'políticas y democráticas'.

Así, el presidente del PSE de Alava, Txarli Prieto, rechazó los 'enredos' de loa que se aprovechan de la democracia y advirtió a la sociedad para que 'nadie caiga en su juego'.

En el homenaje del PSE al dirigente socialista Fernando Buesa y a su escolta Jorge Díez, cuando se cumple una década de su asesinato a manos de la banda terrorista ETA, el lehendakari aseguró que su Gobierno continuará 'poniendo todos los medios para perseguir a los terroristas, que siguen demostrando que su única intención es cometer atentados'. En este sentido, López, que se reconoció seguidor de los principios de tolerancia y 'convivencia entre diferentes' de Buesa, destacó que el Ejecutivo seguirá su 'política de tolerancia cero contra quienes todavía siguen dando cobertura a los violentos'.

'El Gobierno va a seguir diciendo de manera absolutamente tajante que sólo hay un camino para hacer política y es el de la política', aseveró López, quien agregó que ese camino pasa por 'cortar definitvamente los hilos que mueven los terroristas' y por 'no hacer política con una mano y con la otra mantener el paraguas del cobijo de la violencia'.

Durante su intervención, el jefe del Ejecutivo vasco explicó que su gabinete profundizará en la educación 'en valores democráticos de tolerancia y respeto al diferente', así como en la defensa de 'la memoria, la dignidad y justicia a las víctimas', ya que es 'lo mínimo que se merecen'. A partir de este punto, incidió, es necesario que 'entre todos seamos capaces de construir la Euskadi del futuro, una Euskadi de ciudadanos libres, sin amenazas, sin violencia'.

López subrayó que su Gobierno 'ha dejado atrás la política de trincheras', ya que cree en el 'pluralismo' de la sociedad vasca 'en el convencimiento de que sin entendimiento entre diferentes, ni hay libertad ni hay país'. El lehendakari manifestó que éstas eran las ideas defendidas por Buesa y las que su Ejecutivo pretende utilizar para construir la Euskadi del futuro.

El País Vasco del futuro, a su juicio, no debe estar caracterizado 'por el choque de dos identidades artificialmente enfrentadas', sino por 'la suma de identidades que quieren convivir y hacer país juntas, como quería Fernando Buesa'. En opinión del lehendakari, Buesa hoy 'estaría contento porque vería que estamos más unidos y que nos acercamos al final de la pesadilla'.

En el acto, también participó el presidente del PSE de Alava, Txarli Prieto, quien calificó de 'juegos de palabras' el documento de la izquierda abertzale en el que muestra su apuesta por las 'vías políticas y democráticas'. Por eso, advirtió para no caer en 'las invitaciones al enredo' de quienes 'insisten en aprovecharse de la democracia para no practicar y sí alterar la democracia'.

'El espacio de la democracia exige condenas explícitas con nombres y apellidos'

Prieto afirmó que 'el espacio de la democracia exige condenas explícitas con nombres y apellidos', así como 'actitudes y comportaientos inequívocos, defendiendo los valores de la democracia'.

Tras advertir de que 'no hay mentira más nociva que la que se desliza por el borde de la verdad', subrayó que 'las teorías que no encuentran aplicación práctica en la vida suelen ser acrobacias del pensamiento'. En esta línea, pidió 'tiempo' para comprobar 'si el camino por el que algunos piensan redimirse es por el que vuelven a perderse' e hizo una advertencia 'para que nadie cometa el imperdonable error de caer en ese juego'.