Público
Público

Los partidos se olvidan de Blas Infante en su homenaje

PP e IU aprovechan el acto para atacar al Gobierno de Chaves, que no asistió 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

“He visto entregada esta tierra a aventureros de la política, a advenedizos que hacen de ella asiento de su cretina vanidad y base de su mezquino interés”. Lo dijo hace años Blas Infante, el Padre de la Patria Andaluza, y bien podría haberlo repetido en los prolegómenos de su propio homenaje, el que el Parlamento andaluz le rindió por el 72 aniversario de su fusilamiento por las tropas franquistas.

PP e IU, los partidos de la oposición, siguieron avivando el fuego abierto durante la semana por el formato del acto y arrimaron el ascua a su sardina: la Junta ha sido incapaz de organizar un homenaje como el ideólogo del andalucismo se merece, comenzaron diciendo unos y otros para calentar motores. Y con este hilo común, cada uno hizo ya los bordados que consideró oportunos.

Quedó muy claro, en primer lugar, que al líder del PP andaluz, Javier Arenas, le ha indignado que el presidente de la Junta, Manuel Chaves, no haya asistido por estar de vacaciones: “Con este desprecio, demuestra que se considera más importante que el Padre de la Patria andaluza”, arremetió. Él confirmó su asistencia el mismo día que se conoció que el dirigente socialista, que gobierna con mayoría absoluta, no acudiría. ¿Coincidencia? Y cuando parecía que las críticas no daban más de sí, llegó una especie de golpe de suerte. Otro. No había nadie del equipo de gobierno de Sevilla (PSOE e IU) para depositar junto al busto de Infante el correspondiente ramo de flores. “Venga, sal, sal tú”, exigió al portavoz municipal del PP, Juan Ignacio Zoido, su compañera de partido y alcaldesa de Fuengirola, Esperanza Oña. Arenas no daba crédito.

IU tampoco desaprovechó el acto, pero fue al grano y pidió justicia para los andaluces: “Exigimos el pago de la deuda histórica; España nos debe mucho más que esa cifra cicatera de 1.500 millones propuesta por Chaves”, aseveró el coordinador de IULV-CA, Diego Valderas. Tampoco dejó pasar la ocasión para alentar a situar a su partido en referente del “nacionalismo de izquierdas”. La decapitación del PA tras las últimas elecciones ha desatado una lucha entre el resto de partidos por adueñarse de la figura de Infante.

La templanza de la Junta

Pero los golpes, unos más duros que otros, no lograron pertubar la serenidad del Gobierno andaluz, que prefirió centrarse en el homenaje a echar más leña al fuego: “Es un día para la unidad y no para la discordia”, afirmó el vicepresidente segundo, José Antonio Griñán. “Lo demás son fuegos de artificio, que pueden convenir a quienes creen que la política es un espectáculo, pero para Infante la política era mejorar la vida de la gente”, respondió el portavoz parlamentario del PSOE, Manuel Gracia, en sintonía con la cita del principio. La presidenta de la Cámara, Fuensanta Coves, también fue clara: “Estamos haciendo memoria histórica”.

El recuerdo de la familia

Quizá lo más (y único) sincero del homenaje fueron las lágrimas de María de los Ángeles, hija de Infante y presidenta de la fundación que lleva su nombre, al recordar a su padre. “No he echado de menos a nadie; Chaves me avisó con antelación de que no podía asistir; el acto ha sido muy bonito”, dijo ajena a la polémica. Dos biznietos de Infante leyeron extractos de su obra que aún gozan de actualidad, como la lucha por la igualdad femenina.

El himno andaluz sonó. Y con él, una nota algo desafinada: el PP volvió a amenazar con oficializar la versión de la Jurado. Para septiembre.

Fue una hora antes que en el Parlamento. A pleno sol. Con miles de hormiguitas surcando los pies, un escenario improvisado y una estatua de Blas Infante con dos banderas: la andaluza y la republicana. Era el otro homenaje, en el kilómetro 4 de la carretera de Carmona. “Aquí lo asesinaron hace 72 años pero lo sigue asesinando hoy el imperialismo económico, que ha hecho que los grandes terratenientes, como la duquesa de Alba, tengan más tierras que en 1930, o que Botín diga que gana 10.000 millones en plena crisis; lo siguen asesinando políticas como las de Zapatero o Chaves, que está de vacaciones en Croacia”. Sin pelos en la lengua, como es costumbre. Fue el particular homenaje del parlamentario de IU Juan Manuel Sánchez Gordillo en un acto convocado por el Sindicato Andaluz de Trabajadores. Junto al coordinador general del SOC, Diego Cañamero, instó a una gran movilización. El himno también sonó aquí, pero a capella y con el puño en alto.