Público
Público

Patxi López acusa al PNV de pactar con Bildu para expulsar al PSE

Según el lehendakari, "el sábado se vio un frente nacionalista para sacar de los ayuntamientos a quienes no lo son"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A Patxi López, el lehendakari, ve con preocupación el nuevo panorama municipal en Euskadi surgido tras la constitución de los ayuntamientos el sábado porque a su juicio 'se vio  un frente de los nacionalistas para sacar de las instituciones a los que no lo son'.

Al lehendakari no le gustaron nada, por ejemplo, el acoso y los insultos al concejal del PP en Elorrio que decidió apoyar al PNV en lugar de a la coalición independentista:  'Es una vuelta evidente al pasado', sentenció López.

En declaraciones a la Ser, López atribuyó la 'inestabilidad' de buena parte de los ayuntamientos vascos a una 'estrategia global' del PNV que prefirió dejar gobernar a Bildu antes que alcanzar pactos de gobierno con el PP o el PSE.

El jefe del Gobierno vasco expresó su esperanza en que Bildu se ponga a trabajar como el resto de partidos contra ETA y por su desaparición. 'Es verdad que (la izquierda abertzale) tiene ahora una formación legal, pero depende mucho de para qué va a utilizar esa presencia legal, si va a dar cobertura a la violencia o ponerse a trabajar con el resto de demócratas para que desaparezca', dijo. Por eso, López se mostró decepcionado por las primeras declaraciones de los representantes de Bildu: 'En lugar de hablar del futuro de los ayuntamientos, hablaron de la legalización de Sortu'. 

Por eso, López señaló que aunque Bildu es legal, aún 'le falta un recorrido democrático que hacer'. En este contexto, opinó que 'la foto del sábado es que tenemos muy pocos gobiernos estables en los ayuntamietos. No hay mayoría absoluta para gobernar porque el PNV no ha querido pactos y estamos en manos de quien se opone a todo lo que supone avance en el País Vasco'.

'El sábado', agregó, 'se vio un frente de las fuerzas nacionalistas para sacar de las instituciones a las no lo son'. 'El PNV', lamentó, 'votó a Bildu con tal de que no gobernaran los socialistas en algunos municipios, y eso es un frente antipartido socialista'.

Preguntado por su estado de ánimo, indicó que 'por dificultades hemos pasado por muchas y peores, y hemos sido capaces de buscar la transversalidad', aunque admitió que estamos atravesando un bache evidente en el que algunos quiere volvernos a diez años atrás, y volver a la política de trincheras. Es verdad que lo que sucedió el sábado no es la mejor fotografía para superar esto'.

'Ha habido una estrategia global del PNV (de acercamiento a Bildu). Una estrategia particular y partidista que ha jugado más a acumular fuerzas nacionalistas', concluyó.