Público
Público

Picardo quiere una solución a la pesca en Gibraltar

Además, el ministro principal del peñón se niega a reparar submarinos atómicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fabian Picardo, ministro principal de Gibraltar, aseguró hoy en Sevilla que su gobierno intentará buscar una solución para los pescadores de Algeciras y La Línea que faenan puntualmente en las proximidades de Gibraltar. Sin embargo, también adujo que no está dispuesto a incumplir la ley de protección medioambiental de 1991, que defiende con uñas y dientes su ministro de Medio Ambiente, John Cortés, un veterano ecologista local.

La solución tendría que adoptarse en función del estudio técnico que todavía no se ha ultimado pero que podría auspiciar un acuerdo a largo plazo para que la actividad pesquera sea sostenible en dicho área: 'Sería más fácil, para mi, decir que se trata simplemente de cumplir la ley y no buscar alternativas. Queremos buscar una solución distinta a la del acuerdo de 1999, que no firmó nadie y que consistía simplemente en incumplir nuestra propia legislación'.

Quizá la respuesta última venga de la mano de unas artes distintas que protejan de manera efectiva a los alevines en peligro, aunque todavía queda mucho por delante a la hora de resolver este asunto. Mientras tanto, el próximo viernes, los tribunales de Gibraltar han citado al patrón del pesquero algecireño 'Divina Providencia', que sería apercibido por incumplir dicha ley, 'tal y como ocurre con los gibraltareños a los que llevan a los tribunales cuando les pillan cogiendo centollos y se les sanciona por capturar especies protegidas'. En cualquier caso, según pudo saber este periódico, el patrón no tendrá que personarse necesariamente ante La Corte gibraltareña, sino que le bastará con enviar a un representante legal que se identifique en su nombre y que pida un receso de hasta seis meses para estudiar las alegaciones presentadas en su contra.

También Picardo pretende buscar una alternativa al bunkering, procurando el abastecimiento en tierra a pequeñas embarcaciones que lleven a cabo este tipo de suministro de combustible, en lugar de hacerlo de barco a barco en aguas de la Bahía de Algeciras, tal y como ocurre en la actualidad y que ha motivado la amenaza explícita de España de acabar con este método o de las llamadas 'gasolineras flotantes'.

'Es verdad que llegan submarinos nucleares a Gibraltar -aseguró Picardo ante sus interlocutores--. Submarinos del Reino Unido y de Estados Unidos. Yo me posicioné en su día contra la reparación del submarino británico 'HMS Tireless' en Gibraltar porque comprendan que una avería de ese tipo en un reactor atómico, va a preocuparme más a mí, porque mi familia vive allí, que alguien que viva en Sevilla. Yo dije y sigo diciendo que Gibraltar no está preparado para ese tipo de reparaciones. Los buques serán bienvenidos cuando lleguen a reavituallarse de yogures o de cerveza, pero reparar allí un reactor nuclear es una línea roja para mi gobierno. El Reino Unido tiene que buscar otro sitio para arreglar esas averías'.