Público
Público

Piden 220 años para dos de los piratas que secuestraron el Alakrana

Les imputan 36 delitos de detención ilegal y uno de robo con violencia. Reclaman una indemnización de 100.000 para cada marinero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pide 220 años de prisión para los dos presuntos piratas detenidos por participar en el secuestro del atunero vasco Alakrana en octubre de 2009 y a los que imputa 36 delitos de detención ilegal y uno de robo con violencia y uso de armas.

Así consta en el escrito de acusación presentado este lunes ante la sección cuarta de la sala de lo penal de este tribunal después de que el juez instructor de la causa, Santiago Pedraz, concluyera el sumario contra Abdu Willy y Raageggesey Adji Haman el pasado 19 de julio y lo remitiera para su enjuiciamiento.

El fiscal también reclama que indemnicen con 100.000 euros a cada uno de los 36 marineros secuestrados, así como a la empresa propietaria del buque, 'Echevaster Fleet S.L.U.', en la cantidad 'que se determine en ejecución de sentencia' por los daños causados en la mencionada embarcación.

El escrito, en el apartado en el que recoge el relato de los hechos, destaca que a bordo de la pequeña embarcación con la que Willy y Haji pretendían llegar desde el Alakrana a las costas de Somalia se encontraron 16 bidones de combustible, seis móviles pertenecientes a los marineros, utensilios de cocina con el anagrama de la Unión Europea, 2.500 dólares y una navaja de Albacete.

Los marineros quieren que un forense examine los daños físicos y psicológicos

El Alakrana fue secuestrado a primeras horas del 2 de octubre de 2009 cuando tenía las redes tendidas a 413 millas de las costas del sur de Somalia. El atunero y sus 36 tripulantes, 16 de ellos españoles, estuvieron retenidos durante 47 días.

La detención de Willy y Haji se produjo al día siguiente del abordaje después de que un helicóptero de la fragata Canarias diera alcance a la pequeña embarcación en la que los dos secuestradores del Alakrana intentaban alcanzar la costa de Somalia. Durante la operación, el pirata Haji resultó herido de bala.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional obligó el pasado mes de febrero al instructor de la causa, el juez Santiago Pedraz, a reabrir la investigación al entender que el magistrado no llegó a esclarecer todas las circunstancias que rodearon el secuestro y que se olvidó de practicar varias diligencias necesarias.

La Sala de lo Penal respondió así a las solicitudes de los cuatro tripulantes del Alakrana personados en la causa, Víctor Bilbao Orozco, Andon Gotxi Olano, Gaizka Iturbe y Francisco Valadez de los Santos, quienes pidieron que se reabriese la investigación.

En concreto, los marineros quieren que se reabra la investigación para poder ser examinados por un médico forense que pueda determinar oficialmente los daños físicos y psicológicos sufridos en los 47 días de cautiverio, un trámite imprescindible para poder reclamar una indemnización por el rapto.

Pedraz concluyó esta nueva investigación el pasado 19 de julio. El magistrado también concluyó, en este caso por falta de pruebas, la investigación sobre la trama jurídico-financiera que negoció y gestionó el pago del rescate.