Público
Público

El PNV acusa a PSE y PP de "diluir" Euskadi en España

Urkullu mantiene su oferta para negociar con el Gobierno en su discurso del Alderdi Eguna

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PNV celebró est domingo su primer Alderdi Eguna su fiesta anual de los últimos 30 años en la oposición, y su presidente, Iñigo Urkullu, hiló un discurso adecuado a esta nueva coyuntura, sin escatimar reproches contra el Gobierno de Patxi López, el Partido Socialista de Euskadi (PSE) y el PP. 'No son lo mismo, pero quieren lo mismo para Euskadi... que sea una comunidad más de España. Van a debilitar Euskadi. Van a diluir Euskadi. Nos quieren armonizar con el Estado', proclamó.

La fiesta anual del partido nacionalista vasco, en las campas de Foronda, a las afueras de Vitoria, tuvo un guión distinto al tradicional. Lo habitual durante las últimas tres décadas era que la militancia escuchase dos discursos, uno de su presidente y otro del lehendakari, pero, ahora que el jefe del Ejecutivo vasco es el socialista Patxi López, el PNV optó por que tan sólo interviniera su presidente Urkullu.

Urkullu: 'Quieren que Euskadi sea una comunidad autónoma más'

La intervención del líder nacionalista llegó al mediodía, después de que él mismo hubiese dirigido desde la tribuna a los miles de militantes congregados para construir una gran ikurriña con cartulinas rojas, verdes y blancas. Fue esta la segunda novedad de un Alderdi Eguna marcado además por connotaciones históricas.

En el 30 aniversario del regreso del exilio del lehendakari Jesús María Leizaola y de la aprobación del Estatuto de Gernika, Urkullu quiso desde el principio de su discurso destacar la trayectoria del PNV a lo largo de su historia en defensa de la paz y los intereses de Euskadi: 'Estamos pegados a esta tierra y a las personas que vivimos en esta tierra. Esa es nuestra fuerza'.

El PNV celebró su primer Día del Partido en 30 años fuera del poder

Esta aseveración le sirvió para presentar a continuación al PSE y al PP vasco como 'las sucursales en las Vascongadas' de las direcciones de ambos partidos en Madrid. 'El frente PSE-PP ya no se oculta', dijo para, acto seguido, censurar la posibilidad de que extiendan su pacto a las elecciones municipales de 2011. Después llegó la mayor carga de reproches. Acusó a ambas formaciones de pretender 'diluir Euskadi'. 'No quitan la ikurriña, pero colocan al lado la española. No van a suprimir el euskera, pero reducen las ayudas (...). Envuelven a la Ertzaintza en su fiesta de carteles (...). No hay un programa. No hay Gobierno. No defienden Euskadi. Los intereses de Euskadi los tenemos que defender nosotros', proclamó Urkullu, antes de denunciar de nuevo el incumplimiento del Estatuto.

Pese a esta carga de crítica, insistió en que el PNV mantiene su oferta para lograr la estabilidad institucional de Euskadi y abrir también una negociación con el Gobierno de Zapatero en aras de garantizar el autogobierno y el Concierto Económico. Lo dijo, eso sí, con pesimismo: 'Viendo lo mal que lo está haciendo Zapatero, su falta de rigor, y la situación política en la que está... no invita a la esperanza'.

'ETA es la tragedia de Euskadi. En paz todo es posible para este pueblo'

Sin hacer una referencia expresa al último comunicado de ETA, Urkullu recordó también que el objetivo prioritario de su partido es lograr la paz: 'ETA es la tragedia nacional de Euskadi. La violencia es destrucción. Con violencia no se ha conseguido ni se conseguirá nada. En paz todo es posible para este pueblo', manifestó.

La reivindicación del derecho a decidir tuvo ayer menos peso. A diferencia de hace un año, cuando la consulta popular polarizó el Alderdi Eguna, justo a un mes de la fecha elegida para su celebración, el líder nacionalista citó de pasada el nuevo Estatuto Político vasco y, ya al final, reivindicó el derecho a decidir: 'Somos una nación y queremos decidir nuestro futuro'.