Público
Público

La policía interroga a una mujer tras morir su marido en el incendio de su vivienda

La mujer sufrió un accidente de tráfico. Cuando la Guardia Civil fue a avisar al marido, se encontró con que éste había muerto.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Agentes de la Guardia Civil interrogan a una mujer, ingresada en el Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes (Madrid), para esclarecer si la muerte de su marido en un incendio en la localidad madrileña de Colmenar Viejo se debió a un suicidio o a un homicidio, según fuentes del instituto armado.

La mujer fue trasladada al centro hospitalario, con lesiones de pronóstico reservado, después de haber sufrido un accidente de tráfico en el kilómetro 72 de la A-1 a la altura del municipio madrileño de Buitrago de Lozoya, han precisado fuentes de Emergencias 112.

El vehículo en el que viajaba dio varias vueltas de campana y la mujer, que quedó atrapada en su interior, fue rescatada por dos dotaciones de Bomberos de la Comunidad de Madrid.

Cuando la Guardia Civil intentó ponerse en contacto con algún familiar de la mujer, se encontró con que su marido, de entre 45 y 50 años, había muerto en un incendio que se produjo sobre las 00:36 horas en una vivienda de la Urbanización Punta Galea de Colmenar Viejo.

Al lugar del suceso se desplazaron cuatro dotaciones de Bomberos de la Comunidad de Madrid y se encontraron con una importante carga de fuego en una vivienda de una sola planta y de 80 metros cuadrados, donde se habían producido varias explosiones.

Cuando los bomberos procedían a la extinción del fuego hallaron a un hombre inconsciente en el suelo de una habitación, al que se le efectuaron maniobras de soporte vital básico al encontrarse en parada cardiorrespiratria.

Cuando llegó al lugar una UVI móvil del SUMMA los facultativos iniciaron con el herido maniobras de reanimación avanzada que no consiguieron recuperarlo, por lo que falleció al cabo de unos treinta minutos.

La víctima presentaba quemaduras de segundo y tercer grado en más del cincuenta por ciento de su cuerpo.

Durante las labores de extinción del incendio explosionaron varias garrafas de gasolina que se encontraban en el interior de la vivienda que alimentaron de nuevo el fuego y casi alcanzaron a los vehículos de los bomberos al expulsar hacia el exterior de la vivienda el líquido inflamable.

El juez ya ha ordenado el levantamiento del cadáver y su trasladado al tanatorio de Colmenar Viejo para practicarle la autopsia.