Público
Público

La policía rastrea los lazos de la 'Gürtel' con Matas

Busca papeles en la fundación turística que dirigió Pau Collado, imputado en la trama de Francisco Correa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Suma y sigue. El agujero negro de la corrupción en Illes Balears se agiganta aún más. Ayer se tiró de la pista que conecta los tentáculos de la red Gürtel con el Govern del PP de Jaume Matas de la pasada legislatura (2003-2007).

Bajo las órdenes de Ignacio Lope Sola, titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Palma, la Policía Judicial y la Fiscalía Anticorrupción practicaron seis registros en la capital del archipiélago y en Madrid, dentro de la llamada operación Pasarela que investiga el presunto desvío irregular de fondos públicos desde el Institut Balear de Turisme (Ibatur), dependiente de la Conselleria de Turisme, que con Matas de presidente tuteló Joan Flaquer, hoy imputado y diputado autonómico. Al cierre de esta edición, no se había producido ninguna detención.

Over Comunicación publicitó la 'tarjeta verde' que sustituyó a la antigua ecotasa

Los lazos con Gürtel emergieron al conocerse que uno de los inmuebles registrados ayer es la sede de la Fundació Balears Sostenible, ubicada en el centro Costa Nord de Valldemossa. El organismo lo dirigió en la época de Matas Pau Collado. Este, una vez caído el Ejecutivo del PP en 2007, trabajó como consejero delegado de Easy Concept, una de las empresas claves de la red de Francisco Correa y de las que más facturó a Esperanza Aguirre. Collado, de hecho, está imputado en el caso.

Durante la era Matas y con Collado al frente, la Fundació Balears Sostenible lanzó la tarjeta verde que, con carácter voluntario, buscaba 'obtener recursos para financiar iniciativas destinadas a la conservación del patrimonio natural y cultural, y a beneficiar a la imagen de Balears como destino turístico sostenible', según consta en la web. La tarjeta verde reemplazó la ecotasa, el impuesto creado por el anterior Govern socialista (1999-2003). Collado contrató a la empresa de Madrid Over Marketing y Comunicación presuntamente implicada en la Gürtel para que promocionase la tarjeta verde.

El Govern destinó cuatro millones al año en organizar un torneo de golf

Ayer, además de en la Fundació Balears Sostenible y en Over, se efectuaron registros en el Real Pula Golf, en Son Servera. El club acogió sucesivos torneos de golf. Uno de ellos, el Mallorca Classic, al que Ibatur destinó más de cuatro millones de euros anuales entre 2004 y 2007 y que organizó Match Golf Consulting. Esta es una compañía con sede en Madrid, también rastreada ayer por la Policía Judicial.

Durante más de tres horas el fiscal Anticorrupción, Miguel Ángel Subirán; policías y funcionarios judiciales rebuscaron documentación en la sede en Palma de la agencia de publicidad Clave, uno de los principales adjudicatarios de la conselleria de Flaquer.

Asimismo, se registraron las dependencias que Clave tiene en Llucmajor y en Santa Maria donde se sitúan las oficinas de La Moderna, la filial de organización de eventos, informa Efe. Clave es uno de los grandes grupos de comunicación y márketing de Balears. Ayer, la empresa afirmó en un comunicado que ha prestado 'total colaboración' en el caso y expresó su 'tranquilidad' con respecto a los contratos suscritos con Ibatur.

Antich pide perdón a los ciudadanos, y reclama 'prudencia total y absoluta'

En febrero de 2009 fue detenido el ex secretario de Ibatur, Miquel Àngel Bonet. Fue puesto en libertad bajo fianza de 85.000 euros, acusado de malversación de caudales públicos y falsedad.

El imputado ya reconoció el año pasado los cargos. Dijo que había defraudado a las arcas públicas 20.000 euros en adjudicaciones irregulares a una familiar de 90 años. No sólo eso. Confesó haber hecho lo mismo con otros parientes: emitía facturas por trabajos nunca realizados, les ingresaba el dinero en el banco y, después, estos se lo reintegraban. En total, malversó unos 85.000 euros.

A partir de entonces, la fiscalía y el juez comenzaron a investigar las presuntas irregularidades cometidas por Ibatur, en su mayoría vinculadas a actos de promoción turística. Tal fue el caso de Honey Moon, un proyecto que la empresa pública presupuestó en 300.000 euros y al final alcanzó un coste de 800.000 euros, informa Ep.

Los registros de la operación Pasarela, derivada del caso Ibatur, desencadenaron enseguida las reacciones políticas. El presidente del Govern, el socialista Francesc Antich, pidió hoy 'disculpas' a los ciudadanos. Reclamó que se aclaren los hechos, pero también 'prudencia total y absoluta' en torno a la investigación, aún bajo secreto de sumario. Biel Barceló, líder del Partido Socialista de Mallorca, aliado de Antich, exigió responsabilidades políticas y calificó Pasarela como uno de los casos 'más graves' descubiertos en las Illes.