Público
Público

Un político de blancos y negros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Xavier García Albiol (Badalona, 1967) es un político de blancos y negros: jamás apuesta por los grises. Desde que entró en el Partido Popular en 1990, su método sólo le ha reportado ascensos hasta llegar a ser la cara mediática del ala dura del partido en Catalunya.

El edil, y ahora también portavoz del PP en la Diputación de Barcelona y miembro de la directiva de la formación, se ha ido ganando los galones a golpe de efecto. Sin ir más lejos, en 2006, después de dar un manotazo a un manifestante que abucheaba a sus compañeros de partido en Martorell, lanzó la frase: 'No me arrepiento y lo volvería a hacer'. Otro momento en el que el edil badalonés saltó a los titulares fue en 2007, cuando utilizó un vídeo sobre Badalona en el que vinculó inmigración con inseguridad, tal y como hizo este abril con los panfletos en los que criminalizaba a la comunidad rumana.

Los que le conocen dicen que 'no es mal tipo' pero que el personaje radical que ha creado le ha reportado muchas enemistades. En este sentido, ayer después de declarar ante el fiscal especializado en delitos contra el odio y la discriminación, estuvo más comedido que en otras ocasiones. Y, a pesar de que no se retractó, sí afirmó que no es racista. No en vano, ayer le acompañaba la presidenta de su partido en Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho, que aunque nunca lo desacredita, debe mantener un perfil menos extremo.

De hecho, ni en el vídeo ni en el panfleto, ni en sus declaraciones más polémicas, la presidenta de la formación ha desautorizado a su líder municipal más exitoso, pues, al fin y al cabo, es su conexión más directa con el electorado ultraconservador y xenófobo. Ese que sólo entiende la realidad en blanco y negro. D