Publicado: 30.03.2012 13:16 |Actualizado: 30.03.2012 13:16

El PP de Barcelona pide aplicar las normas de la 'kale borroka' a los violentos

El líder de los conservadores en el Ayuntamiento reclama "endurecer las leyes" contra los que provocan disturbios en la ciudad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, ha reclamado aplicar las normas contra la kale borroka a los violentos que se demuestre que están implicados en altercados como los de la huelga general de ayer, ya que "campan a sus anchas con absoluta impunidad".

Los populares presentan en el Pleno de este viernes una moción de urgencia tras los incidentes al considerar que, pese a haber contado con el apoyo unánime de todos los grupos, es demasiado laxa la declaración institucional de condena de los incidentes. El texto, leído al principio la sesión por el presidente del pleno, Joan Puigdollers (CiU), lamenta que el derecho de huelga "se haya visto una vez más dañado por la actuación minoritaria de grupos violentos que aprovechan cualquier convocatoria masiva para infiltrarse, provocar altercados y poner en peligro la seguridad de personas, establecimientos comerciales y patrimonio público" de la ciudad.

Fernández Díaz, sin embargo, ha considerado que es el momento de pasar de las palabras a los hechos: "Con Xavier Trias como alcalde y Felip Puig como consejero de Interior, estamos igual que con Jordi Hereu y Joan Saura: los violentos campan a sus anchas por Barcelona y no hay una respuesta eficaz, ni policial ni jurídica, ante la impunidad de los violentos", ha defendido.

Según él, "está bien que se aprueben declaraciones institucionales y de buenas intenciones pero no se puede permitir más tiempo en el que no se tomen medidas contundentes y eficaces para luchar contra los violentos en Barcelona, y por ello deben endurecerse las leyes, tener dispositivos policiales eficaces y si hace falta aplicar las normas de la kale borroka".

La declaración leída en el pleno ha recibido el apoyo de la síndica de Greuges de la capital catalana, Maria Assumpció Vila, quien ha intervenido en la sesión para presentar su balance anual, y, antes de su discurso, se ha alineado con el Ayuntamiento al mostrar su apoyo al texto de rechazo unánime a los altercados. Trias lo ha agradecido y ha calificado los hechos de "absolutamente inadmisibles".

El texto del PP pide cambios legales para evitar la reincidencia de personas con antecedentes por acciones violentas en la vía pública, y "estudiar si alguna de las organizaciones convocantes de las manifestaciones puede haber concurrido en algún motivo de responsabilidad por el incumplimiento de sus obligaciones que se asumen en el momento de pedir el permiso para convocarlas".

El Ayuntamiento se personará como acusación particular ante cada uno de los detenidos, algo que ya anunció ayer el mismo alcalde, Xavier Trias.

Por otra parte, el conseller de Interior de la Generalitat catalana, Felip Puig, ha advertido de que la guerrilla urbana que actúa "con instinto criminal" para socavar el sistema democrático pasa a ser la prioridad del sistema de seguridad de Catalunya y que impulsará medidas legales, judiciales y policiales para cortar de raíz el fenómeno.
Puig ha anunciado la creación de un grupo de trabajo para encontrar soluciones e impulsar medidas legales y judiciales que ayuden a neutralizar la actuación de estos grupos violentos, que "son más y más violentos", ha añadido.