Publicado: 01.11.2011 10:16 |Actualizado: 01.11.2011 10:16

El PP cuelga por fin su programa electoral en Internet

  • Los conservadores desgranan sus 407 propuestas
  • Apuestan por liberalizar la economía y una mínima intervención
  • Sigue apostando por la Ley de Partidos sobre terrorismo
  • Sustituirán Educación

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

El Partido Popular ha colgado en su página web su programa electoral bajo el título "Lo que España necesita". En total, 407 propuestas que fueron aprobadas ayer lunes en el Comité Ejecutivo Nacional que los conservadores celebraron en Santiago. 

De este modo, el PP desvela por fin sus propuestas tras dos días de avances sin concreción. El domingo, el partido de Rajoy envió un adelanto de su proyecto del que se desprendía que los conservadores apuestan por reducir los impuestos sin aclarar los ajustes. El texto proponía rebajas fiscales a las rentas del capital y a la compra de vivienda y prometía no negociar con ETA, sin aclarar qué haría con los presos.

Ayer lunes era el turno de Rajoy para desvelar más detalles sobre su programa pero no fue así. El líder del PP se limitó a repetir el avance ("un listado de tareas", dijo) hecho público el domingo.

El programa del PP, publicado en pleno día festivo, consta de 214 páginas y ha sido colgado en varios idiomas: español, catalán, euskera, gallego, valenciano e inglés. Sin embargo, la lectura en otros idiomas no permite ver mayor concreción en el programa de los conservadores. 

El empleo sigue siendo el tema estrella en el programa del PP, pero no el único. El partido de Rajoy apuesta por las liberalizaciones y las privatizaciones de ciertos servicios públicos, insiste en conservar la Ley de Partidos para evitar la entrada de ETA en las instituciones, pero se muestra disperso a la hora de concretar sus ideas sobre temas como el aborto y la dependencia. 

El texto deja claro que el camino a recorrer por los conservadores durante la próxima legislatura para crear empleo será promover, entre otros factores, "la liberalización de la economía y la estabilidad y flexibilización del mercado de trabajo".

El PP aboga por la "liberalización de la economía" y por una "mínima intervención"

"Potenciaremos la unidad del mercado nacional bajo los principios de mínima intervención, legislación de origen y licencia única", continúa el documento, que aclara además que acometerá una reforma laboral, aunque no da detalles sobre la misma.

Entre los sectores a privatizar que se detallan en el programa se encuentra el transporte ferroviario de mercancías y de viajeros, así como el aeroportuario, "acometiendo la liberalización del sector sobre la base de una gestión en competencia bajo supervisión pública".

El terrorismo etarra ha sido otro de los puntos tratados en el programa. Los conservadores aseguran que impulsarán la aplicación de la ley de partidos y de la ley electoral a las "organizaciones políticas vinculadas a ETA" mientras la banda continúe existiendo.

Reconocen que el terrorismo yihadista es de "máxima prioridad"

"Adoptaremos las medidas precisas para impedir la utilización de las instituciones en cualquier actividad de apoyo, legitimación o justificación del terrorismo y de sus responsables", afirma el texto, en el que dejan claro que no negociarán con ETA "ni por la presión de la violencia ni por el anuncio de su cese". Además, añaden que no aceptarán "vincular ningún cambio jurídico-político con la estrategia de una banda terrorista".

No ha faltado tampoco la mención al terrorismo yihadista, del que los conservadores creen que "el nivel de riesgo no se ha reducido" y que su prevención "exige asegurar su máxima prioridad". "Potenciaremos la eficacia y el gran esfuerzo que están realizando nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en esta lucha", afirman.

En materia educativa, la principal propuesta del PP es la eliminación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía y sustituirla"por otra cuyo contenido esté basado en el aprendizaje de los valores constitucionales y en el conocimiento de las instituciones españolas y europeas". También destaca la propuesta de reforma de la formación profesional de los conservadores, que apuestan por permitir el acceso "a partir de los 15 años" pero "manteniendo el carácter obligatorio y gratuito de las enseñanzas hasta los 16 años".

El PP aboga por reforzar "la libertad de elección de las familias promoviendo una educación pública de claidad" así como "una oferta formativa de iniciativa social que responda a las demandas plurales de las familias".

Sobre el aborto, el PP asegura que promoverá "una ley de protección de la maternidad con medidas de apoyo a las mujeres embarazadas", pero no aclara si derogará la actual Ley del Aborto. "Cambiaremos el modelo de la actual regulación para reforzar la protección del derecho a la vida, así como de las menores", se limita a decir el programa conservador. 

La palabra 'homosexual' no aparece en el documento

Ni media palabra sobre el matrimonio homosexual, palabra que ni aparece en el documento. El PP simplemente aboga por promover "la actualización de nuestro derecho de familia para adaptarlo a las nuevas realidades sociales, favoreciendo la mediación y la corresponsabilidad de los padres, y salvaguardando los derechos e intereses del menor".

El PP apuesta por una "inmigración legal, ordenada y vinculada al empleo" y dice que acabará "con las regularizaciones masivas". Los conservadores proponen un sistema de contrataciones basado en "un sistema de puntos que prime la cualificación y tenga en cuenta la cobertura de necesidades especiales". 

El PP pedirá a los extranjeros conocer "lo que supone ser español"

Además, para adquirir la nacionalización, el PP pedirá "el conocimiento de los valores fundamentales contemplados en la Constitución" por ser "la base de nuestra sociedad". Los extranjeros también deberán demostrar un "conocimiento suficiente de la lengua, de la historia y cultura españolas". Los conservadores insisten en la creación de "fórmulas para transmitir lo que supone ser español".

El partido de Rajoy aboga por "un modelo de inmigración circular" que permita "que los extranjeros que vengan a nuestro país cuando hay empleo y vuelvan a su país cuando no lo hay, puedan acumular sus períodos de trabajo temporal a efectos de cómputo de permanencia, garantizándoles el permiso de trabajo en cada temporada". 

Pese a los temores del PSOE, que no veía menciones a la Dependencia en el avance del programa electoral del PP, los conservadores sí hacen referencia a la legislación sobre autonomía personal y atención a personas dependientes. El PP ve la ley como "una necesidad real de la sociedad española" pero lamentan que "su aplicación ha defraudado las expectativas".

Proponen liberar a los deudores tras la ejecución de los embargos

Por esa razón, apuestan por modificar la actual ley "para garantizar una cartera de servicios básica y común para todas las personas dependientes" y para "garantizar la calidad y la equidad de las prestaciones y servicios". "Promoveremos un mayor uso de la teleasistencia y la atención domiciliaria para aquellos mayores dependientes que quieran permanecer en su domicilio", asegura el programa que añade: "Impulsaremos la libre elección en los servicios de dependencia y apoyaremos a quienes sufragen la estancia de personas mayores en centros residenciales".

El PP también tiene un pequeño gesto con el Movimiento 15-M, al asegurar que reformarán la Ley Concursal "para introducir mecanismos de liberación de los deudores tras la ejecución del patrimonio embargable en los procedimientos de insolvencia de las personas físicas". Eso sí, "con las debidas garantías para evitar comportamientos abusivos". 

El documento carga contra uno de sus habituales monstruos a batir, las televisiones públicas, y deja la puerta abierta a la privatización parcial de las mismas.

Apuestan por la entrada de gestión privada en las televisiones públicas

El partido conservador adelanta que impulsará "las reformas legislativas necesarias" para que, tanto administraciones autonómicas como locales, puedan adoptar "nuevos modelos de gestión de las televisiones públicas que permitan la entrada a la participación privada".

Además, el texto contempla la posibilidad de "redimensionar y adaptar a la coyuntura presupuestaria que estamos atravesando" el actual modelo de televisiones públicas.

No hace referencia, sin embargo, a Televisión Española, cadena que ha tenido que hacer frente en varias ocasiones a la campaña de desprestigio emprendida por los conservadores tanto contra su línea editorial y como contra sus trabajadores. Además, la cadena pública ya se enfrentó el mes pasado a un intento de control de su información impulsado por el partido de Rajoy y por CiU.

En el capítulo cultural, definido como "creación, libertad y herencia", el PP aboga en uno de los puntos por fomentar "la protección de todas las manifestaciones artísticas tradicionales" que, a juicio de los conservadores son "parte de nuestra cultura". "Como la tauromaquia", aclara este punto, que no cita más ejemplos.