Público
Público

El PSM denuncia el "despilfarro" de los auxiliares de inglés

  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Partido Socialista de Madrid (PSM) exigirá al Gobierno de Esperanza Aguirre los expedientes de contratación de los 1.431 auxiliares de conversación integrados en el programa de colegios e institutos bilingües. 'Es un escándalo que se contraten a profesores nativos mientras 8.766 docentes bilingües están en paro. Esperanza Aguirre tiene 8.766 explicaciones que dar', denunció ayer la presidenta del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid, Amparo Valcarce.

La oposición reclamará al Gobierno regional los convenios mediante los cuales la Consejería de Educación ha contratado, sin contar con el Ministerio de Educación, a 196 de los 1.431 auxiliares de conversación. 'Esos convenios son una auténtica deslealtad con el Ejecutivo central. La comunidad no tiene competencias en el ámbito internacional para contratar profesores al margen del convenio marco del Ministerio. Si lo hubiese hecho el Gobierno vasco o el catalán, estaríamos oyendo grandes descalificaciones', añadió Valcarce.

Además, los socialistas calificaron la contratación de 578 nuevos auxiliares de conversación para el presente curso como un 'auténtico despil-farro'. Tal y como publicó ayer este diario, las contrataciones por parte del departamento de Lucía Figar se basan en convenios firmados bilateralmente con universidades como la de Washington para importar profesores de ayuda para los institutos y colegios bilingües de Madrid.

Los sindicatos de enseñanza de Madrid denuncian que estos profesores están cumpliendo una labor en los centros que sobrepasa la del mero apoyo educativo. 'Hemos recibido denuncias de algunos institutos que señalan que estos auxiliares están ocupando una función docente, mientras profesores que han aprobado hasta tres oposiciones no han sido contratados este curso', denuncia la portavoz de la Federación de Enseñanza de UGT, Cristina Sabina.

El presidente de la FAPA Giner de los Ríos, José Luis Pazos, asegura que uno de los auxiliares de conversación contratados el curso pasado, de nacionalidad irlandesa, renunció a su plaza al comprobar que entre sus tareas estaba la de dar clases a los alumnos. 'Este hombre era conductor de autobús en Irlanda y se quedó absolutamente sorprendido porque en lugar de enseñar inglés y aprender castellano, tenía que enseñar a los chavales', detalla Pazos.

La Consejería de Educación señala que los criterios de selección de las universidades con las que se ha firmado algún convenio 'responden al prestigio académico de la institución y la formación específica del personal para que se adecúe a las necesidades de apoyo que requieren los centros bilingües'.

Sin embargo, Valcarce considera que hay motivos al margen de la calidad para esa selección que responde a las creencias religiosas de la consejera Figar. 'Algunos de los profesores han llegado de universidades privadas ultrarreligiosas de EEUU vinculadas al Tea Party, como la Bringham Young University', explica la exdelegada del Gobierno de Madrid. Esta universidad pertenece a la Iglesia del Jesucristo de los Últimos Días, vinculada al movimiento de los mormones.