Público
Público

El PSOE escucha al Sáhara pero no mueve ficha

Los colectivos prosaharauis reclaman una condena explícita de la actuación de Marruecos. Los socialistas confirman la celebración en breve de una reunión "de alto nivel" con el Polisario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras varias semanas de críticas al Gobierno y al PSOE por su laxitud con Marruecos tras el desmantelamiento del Campamento Dignidad y después de que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se entrevistase con su homólogo marroquí hace una semana, los socialistas tuvieron ayer un gesto de acercamiento con los saharauis. La secretaria de política internacional del partido, Elena Valenciano, mantuvo un encuentro con el representante del Frente Polisario en España, Bucharaya Beyun, y, horas más tarde, con los portavoces de los principales colectivos solidarios con la población saharaui.

De todos ellos obtuvo 'información, críticas y peticiones', según explicó a los medios. Pero una reclamación fue unánime: que el PSOE condene la actitud de Marruecos. Sin embargo, no hubo respuesta positiva.

'Más vale muertos que marroquíes', sostuvo Beyun ante Valenciano

Beyun cree que el Gobierno debe 'tomar una posición y hacer una condena explícita de lo que ha pasado en El Aaiún', así como mostrar mayor firmeza en la reivindicación del derecho de autodeterminación del pueblo saharaui. Fuentes conocedoras de la reunión señalaron que el representante del Polisario acusó al Gobierno y al PSOE de haber 'abandonado' la causa que tradicionalmente habían defendido. Beyun también apuntó que el pueblo saharaui está 'dispuesto a ir a la guerra'. 'Más vale muertos que marroquíes', sostuvo Beyun para defender su posición ante Valenciano, explicaron las citadas fuentes.

Por su parte, los colectivos prosaharauis expresaron su 'indignación' por la actuación del Ejecutivo español en el conflicto del Sáhara Occidental. Sus portavoces reclaman una investigación independiente, la necesidad de que el mandato de la Minurso (la misión de la ONU en el Sáhara) se amplíe para que tenga competencias en derechos humanos o que Marruecos abra el territorio a los informadores.

Estas demandas, según detalló Valenciano, son compartidas por el PSOE. Respecto a la Minurso, recordó que 'se revisará el próximo mes de abril' si bien van a 'reforzar las actuaciones diplomáticas y la presión internacional' para lograrlo. Las asociaciones también mostraron su 'preocupación por las personas desaparecidas' y solicitaron al partido que medie con Marruecos para que una misión de observación en la que ellos participen pueda ir a la zona. Unas gestiones que Valenciano se ha comprometido a realizar, según fuentes de la dirección.

El Gobierno marroquí tacha la actitud del PP de 'feroz y abyecta'

Pese a las diferencias, hubo espacios de entendimiento. De un lado, Valenciano confirmó la reunión de alto nivel entre el PSOE y el Frente Polisario. El objetivo es que se produzca en unos días. Según Beyun, este encuentro puede ser el punto de inflexión 'a partir del cual lograr el entendimiento y el acuerdo' que aún es muy endeble.

El Polisario sumó ayer nuevas críticas hacia España, por las palabras de la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, que el miércoles negó a Marruecos la condición de 'potencia ocupante'. Para los saharauis, estas declaraciones son una 'toma de posición flagrante'.

El primer ministro marroquí, Abbas el Fassi, arremetió el miércoles contra el PP al acusarle de 'recurrir a la mentira' en relación con el asalto de Marruecos al Campamento Dignidad y de presentar en el Parlamento 'datos falaces y documentos falsos' sobre la ofensiva de Rabat en El Aaiún, según informó ayer la agencia oficial MAP.

El Fassi presidió una reunión con los líderes políticos de las formaciones representadas en el Parlamento de Marruecos tras la que emitieron una declaración conjunta acusando al PP de 'actuar con fines electoralistas incontestables' en la crisis del Sáhara.

Representantes de los principales partidos políticos marroquíes abundaron en las críticas del primer ministro elevando el grosor de sus acusaciones contra el PP, cuya actuación en este conflicto llegaron a tachar de 'feroz y abyecta'. 'El PP ha mostrado su animosidad hacia Marruecos y su pueblo sin consideración por los intereses de las relaciones' entre Madrid y Rabat, señaló otro de los participantes en la reunión, en la que, según se señaló, todos los partidos marroquíes unificaron posiciones 'ante los enemigos de la integridad nacional'.

'El único que está mintiendo, faltando a la verdad y no dando explicaciones es el Gobierno socialista', replicó la responsable de organización del PP, Ana Mato, para responder al ataque del primer ministro marroquí. Mato acusó al Ejecutivo de mantener una posición de 'debilidad terrible' ante Marruecos.

'Acción vecinal'. Fomento de libertades

La Unión Europea aportó a Rabat 580,5 millones de euros entre 2005 y 2010 dentro de su 'plan de acción vecinal' para fomentar la modernización de las instituciones y el sistema económico y una mejora en la libertad de expresión, los derechos humanos y la protección del medio ambiente. Los derechos humanos se citaban como una de las prioridades en el acuerdo firmado por las dos partes:
'(...) asegurar la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales de acuerdo a los niveles internacionales'.

Casi un miembro. 'Algo más que asociación'

Marruecos firmó el tratado de asociación con la UE en febrero de 1996, que entró en vigor en marzo de 2000. Desde entonces se ha trabajado en aumentar las relaciones con el objetivo de llegar, según la UE, 'a algo más que una asociación pero menos que un acceso como miembro'.

El socio principal. Exportaciones marroquíes

La UE es el principal socio comercial de Marruecos, con un importe de 18.500 millones de euros en 2009 (el 60% del comercio total de Marruecos). La mayoría de las exportaciones marroquíes están relacionadas con los productos textiles (29,9%) y la agricultura (28,3%).  

DISPLAY CONNECTORS, SL.