Publicado: 25.04.2011 06:00 |Actualizado: 25.04.2011 06:00

El PSOE reduce la ventaja del PP a 2,3 puntos

El PP obtendría el 40,1% de los votos y el PSOE, el 37,8%. Zapatero mejora en valoración y Rajoy baja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El anuncio de José Luis Rodríguez Zapatero de que no optará a la reelección en 2012 ha convulsionado las expectativas de voto del PSOE. La brecha con el PP, que desde diciembre de 2010 era de 13 puntos, se ha desvanecido en menos de un mes tras la renuncia del líder socialista. Según los datos del Publiscopio de abril, la distancia entre ambas formaciones en estimación de voto se ha estrechado hasta los 2,3 puntos.

La encuesta refleja que si hoy se celebrasen elecciones generales, el PP conseguiría el 40,1% de los votos frente al 43,5% de marzo. Es el mismo resultado que cosecharon los conservadores en los comicios de 2008. Por su parte, el PSOE lograría el 37,8% de las papeletas, mientras que hace un mes el porcentaje era del 30,2%. Con esta remontada, los socialistas se aproximan así al resultado que lograron en las últimas generales, si bien aún están 5,8 puntos por debajo del 43,6% de los votos obtenidos en 2008.

La expectativa de voto del PSOE mejora 7,6 puntos en un mes

La formación liderada por Rodríguez Zapatero mejora sus expectativas de voto en 7,6 puntos respecto a marzo y frena así la tendencia a la baja de los últimos meses. Por el contrario, el partido dirigido por Mariano Rajoy experimenta un descenso en la estimación de voto de 3,4 puntos en el mismo periodo de tiempo.

Si se observa la intención declarada de voto, el PSOE mejora 6,2 puntos. Del 16,6% que tenía en marzo, los socialistas remontan hasta el 22,8%. Los conservadores, sin embargo, pierden posiciones en el mismo periodo de tiempo y se dejan 2,2 puntos, situándose en el 25,2%.

Este terremoto demoscópico se enmarca en el escenario surgido tras la renuncia del líder socialista, que ha actuado de revulsivo entre los votantes del PSOE. El Públiscopio, realizado a partir de 2.005 entrevistas, muestra un descenso de siete puntos en los potenciales abstencionistas de las filas socialistas. En marzo, el 17% de los electores que se declararon votantes del PSOE sostuvo que no iba a ir a votar. Un mes más tarde, la opción de la abstención se ha reducido hasta el 10%.

Los apoyos al PP se reducen un 3,4% y pierde la ventaja del último trimestre

Por otro lado, la fidelidad de voto al PSOE ha aumentado 11 puntos, situándose en el 52%. En el caso del PP, la proporción de votantes que tienen intención de volver a depositar la papeleta de los conservadores en 2012 se mantiene en máximos del 80%.

La mayoría de formaciones que componen el arco parlamentario ven reducidas sus expectativas de voto en el Publiscopio de abril, excepto CiU, que sube dos décimas, hasta el 3,9%, y ERC, que se mantiene en el 0,6%. Izquierda Unida se consolida como tercera fuerza política, pero con menos papeletas. La federación de izquierdas obtendría el 7,2% de los votos de celebrarse hoy las elecciones, nueve décimas menos que en marzo.


La estimación de voto del resto de los partidos, excepto CiU y ERC, desciende

La caída más pronunciada la experimenta UpyD, que ve reducidos sus potenciales votantes a la mitad. La expectativa de voto de la formación se sitúa en el 2,3%, cuando hace un mes era del 4,8%. Dos formaciones nacionalistas también ven mermados sus apoyos, pero ligeramente: el PNV y el BNG. La tendencia electoral de los nacionalistas vascos baja hasta el 1,3%, cuatro décimas menos que en marzo. Los gallegos, por su parte, se dejan dos décimas hasta situarse en el 1,3% de los sufragios.

La renuncia de Zapatero ha afectado también a su valoración. Aún lejos del aprobado, el presidente ha ganado una décima en la percepción de los ciudadanos, que le otorgan un 3,6 (en una escala de 0 a 10) de nota media. Los votantes socialistas, le conceden un 5,3, seis décimas más que en marzo.

El 80% desconfía de Rodríguez Zapatero y el 75,7%, de Rajoy

Rajoy, sin embargo, se resiente levemente en abril. El líder del PP ha pasado a tener una nota media de 4 frente al 4,3 de marzo. Su percepción tampoco mejora entre los conservadores. Estos le califican con un 6,5, dos décimas menos que hace un mes.

Respecto al grado de confianza que generan, ambos líderes registran mejores resultados. Zapatero inspira este sentimiento al 19,4% de los ciudadanos frente al 14,9% que lo manifestó así en marzo. Sin embargo, un 80% admite tener poca o ninguna confianza en él. Un 23,2% de los consultados señaló que Rajoy les inspiraba mucha o bastante confianza, 3,7 puntos más que hace un mes. El líder conservador genera desconfianza para el 75,7% de los encuestados.