Público
Público

El pulso entre las candidaturas pone a Andalucía en máxima tensión

Partidarios de Rubalcaba acusan a la número dos de Griñán de "presiones" a favor de Chacón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSOE sevillano era ayer una olla cuya presión fue subiendo a lo largo de la jornada. A dos días del congreso provincial extraordinario que mañana elegirá a los 55 delegados que representarán a la agrupación de Sevilla en el cónclave federal, la pugna por la composición de esa numerosa lista de compromisarios (55) era ayer evidente entre las distintas sensibilidades políticas que se sientan en la dirección provincial.

Las declaraciones de calibre más grueso las lanzó, en Europa Press, el alcalde de Dos Hermanas y veterano dirigente socialista, Francisco Toscano. No se anduvo con diplomacias políticas ni territoriales. Por una parte, acusó públicamente a Susana Díez, la número dos de José Antonio Griñán en el partido, de estar ejerciendo 'presiones' en favor de Chacón, al tiempo que defendía que el secretario regional tiene que estar 'por encima de cualquier opción'. Y, por otra, explicitó y argumentó la suya propia: 'Voy con Rubalcaba porque Chacón puede significar la catalanización del PSOE' .

El enfrentamiento se concentra en Sevilla, que elige a 55 delegados

Unas horas después llegaba la réplica del presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, aliado de Susana Díaz, número dos del PSOE andaluz y mano derecha del presidente José Antonio Griñán: 'Me da pena que se descalifique a una candidata por ser catalana'. Y añadía, ya más en clave interna: '¿Quién está dañando la imagen de Griñán? Yo, no, y Susana Díaz, tampoco'.

El botín de la batalla es la lista de los 55 delegados. El secretario provincial, José Antonio Viera, quiere una lista de delegados mayoritariamente favorable a Alfredo Pérez Ru-balcaba, pero esa pretensión choca con los deseos del propio Griñán, que quiere, según explicitó ayer, que la representación sevillana 'responda a la mayoría social que existe en la Ejecutiva Provincial'. Dicho en román paladino: la relación de congresistas no puede hacerla Viera en solitario, sino que debe negociarla con Díaz y Villalobos, que son los peones del presidente en esta partida. En todo caso, Viera se comprometió ayer a confeccionar una lista 'integradora' y encabezada por Griñán.

Fuentes consultadas por Público aseguran que durante la negociación se planteó una lista de tres tercios: uno elegido por Viera, otro por Díaz y un tercero por Villalobos. Pero esa propuesta parece haberse descartado porque, de prosperar, supondría que dos tercios de los delegados serían favorables a Carme Chacón, y en el PSOE sevillano habría más rubalcabistas que chaconistas. Estas fuentes auguran que al final la composición de la lista será 'de 70-30 a favor de Ru-balcaba o tal vez de 60-40 si Griñán se emplea a fondo'.

El alcalde de Dos Hermanas rechaza la 'catalanización' del PSOE

Aunque muchos dirigentes andaluces dan por hecho que Griñán prefiere a Chacón porque daría al PSOE una imagen de renovación muy conveniente ante las autonómicas del 25 de marzo, tampoco descartan que opte por Rubalcaba si los congresos del fin de semana arrojan mayorías favorables al exministro del Interior.

Precisamente ayer, en una entrevista en Canal Sur, el candidato dijo que no cambiará su buena relación con Griñán si finalmente decide apoyar a Chacón, pero 'ahora mantiene una posición neutral y me parece bien'. Recordó que en el 35º Congreso él votó a Bono, pero luego fue un 'estrecho colaborador' de Zapatero: 'Soy el vivo ejemplo de que no pasa nada, que puedes votar una cosa y luego sumarte al proyecto de todos'.