Público
Público

Rajoy no entrará "en detalles" de su programa sin conocer las cuentas

Se confiesa "preocupado" con la deuda: "Nos la jugamos para años". El PP, seguro de su triunfo, comienza a modular su discurso económico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder del PP, Mariano Rajoy, lleva criticando toda esta legislatura al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por sus continuas 'improvisaciones' para salir de la crisis. Pero ayer mismo reconoció que él no puede entrar 'en detalles' de su programa electoral de cara al 20-N sin conocer cómo van a estar las cuentas.

'Yo no puedo presentar un presupuesto, como es natural, en campaña electoral. Ni hoy ni nunca. Ningún partido político en la historia, española o de otro país, se ha presentado con un presupuesto', comentó Rajoy. Los conservadores celebraron una Convención en Málaga para dar a conocer su oferta, pero al final de aquella reunión no salieron propuestas. Afirman que sus medidas se darán a conocer el 31 de octubre en un Comité Ejecutivo Nacional del PP en Galicia, que servirá también como arranque de la campaña.

En una entrevista en la COPE, Rajoy mostró su preocupación por que se pueda poner en tela de juicio la deuda pública española y la capacidad del tesoro: 'Yo afirmo que la deuda española es una buena deuda que no tiene nada que ver con la griega'. Rajoy destacó que lo que se está debatiendo estos días en Europa es 'de una importancia capital' y aseguró que él apoya al Gobierno 'en todas las decisiones que tome y las actuaciones que haga para evitar que la deuda pública española quede estigmatizada'.

Con la vista puesta en la Moncloa, ya que él puede convertirse en su próximo inquilino, el dirigente conservador puso el énfasis en que eso es 'lo peor' que podría salir del Consejo europeo para España y que supondría que financiar la economía española 'sea más difícil y caro'.

'Nos jugamos muchísimo, pero no sólo para las próximas 48 horas, sino para los años siguientes', advirtió consciente de que todas las encuestas le señalan como la persona que tendrá que gestionar la herencia económica.

'Creo que España necesita hoy un chute de confianza', dice el líder del PP

Ya el día anterior el responsable de Economía del PP, Cristóbal Montoro, había comenzado a cambiar su discurso dejando aparcados los mensajes catastrofistas: 'No estamos en una posición extremadamente grave ni para el 2011, que ya está muy avanzado, ni para 2012 ni para 2013'.

Rajoy aprovechó ayer su intervención radiofónica para avanzar que, si gana las elecciones, hablará con los sindicatos, las organizaciones empresariales y los partidos, porque 'la labor que hay que hacer es gigantesca y la tarea, muy compleja'. 'Yo le diré a los sindicatos que hay cosas que han cambiado, que buena parte de los puestos de trabajo que se han perdido es por la legislación laboral que tenemos y que yo quiero una que fomente la contratación', comentó cuando se le planteó si estaba preparado para enfrentarse a la convocatoria de movilizaciones sociales.

Explicó que quiere una reforma laboral para ir a un modelo con 'tres o cuatro' tipos de contratos, en el que, además de uno indefinido, haya otro 'con una indemnización que no sea la de los 45 días'. Y sostuvo que la negociación colectiva debe acercarse 'lo más posible' al nivel de las empresas.

'Creo que España necesita hoy un chute de confianza y si eso ocurre podemos empezar a ver el panorama con el optimismo que ahora no hay en la sociedad española', defendió mientras reconocía que veía 'muy difícil' que las comunidades autónomas puedan cumplir este año el déficit del 1,3%.

El líder del PP, que nunca ha querido desvelar en quién piensa para la cartera de Economía, resaltó que para su posible Consejo de Ministros no descarta a independientes y destacó que 'España necesita a los mejores' y no está 'para poner ministros que hagan gracia' o 'buenos titulares'.

Duran destaca que el jefe de la oposición 'no ha sido responsable'

Por último, reconoció que estaba 'muy contento' de las listas electorales de su formación en las que, al final, ha incluido a los que criticaron su continuidad como presidente del PP tras la derrota electoral de 2008. Van todos salvo uno: Gustavo de Arístegui. 'La gente se ha portado bien, ha colaborado lealmente y se trata de mirar al futuro', explicó, diciendo que, 'de vez en cuando, hay que elevarse un poco' porque, 'si estamos pendientes de las pequeñas cosas, nos olvidamos de las mayores'.

Por otra parte, el cabeza de lista por CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, la emprendió ayer con Rajoy. A medida que se confirman las expectativas de una mayoría absoluta del PP y se debilita la baza de la formación como llave maestra de la nueva legislatura, el cargo nacionalista prodiga y tensa su discurso. Por eso ayer se llegó a permitir una osada incursión en la vida privada del presidente francés, Nicolas Sarkozy, para reprocharle sus elogios al jefe de la oposición. 'Sarkozy debe de estar muy ocupado con su paternidad, porque, si conociese bien la política española, difícilmente podría hablar de la responsabilidad económica de Rajoy, que no ha sido responsable en estos años', afirmó Duran, informa J. Ramón González Cabezas. A Zapatero le llamó 'incompetente'.