Público
Público

Rajoy ve el 29-S como "una lesión imborrable en la imagen de España"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En sintonía con el discurso más duro enarbolado por la patronal y por algunos de los dirigente de su partido, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha manifestó este martes su deseo de que 'cuanto antes' se pueda 'pasar página' de la 'desafortunada convocatoria' de la huelga general, cuyo 'perjuicio' para la economía española y para el país, al margen del seguimiento que tenga, 'ya no tendrá remedio'.

Rajoy se expresó de este modo durante la conferencia que impartió en la marco del Foro Abc. Aprovechó la ocasión, además, para opinar que si hay un efecto 'especialmente contraproducente' de la huelga general del 29-S, es 'la lesión imborrable que produce en la imagen de España'.

Efectos que para el líder del PP también se plasmarán en la 'voluntad' de recuperación económica, en 'la cohesión política y en 'la solvencia laboral de los españoles'.

El presidente de los conservadores estuvio arropado en este acto por la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal y la plana mayor del PP. También acudieron el presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, y el presidente de CEIM, Arturo Fernández.

En su discurso, el líder de la oposición señaló que después de pasar años 'negando' la necesidad de una reforma laboral, el Ejecutivo socialista se vio obligado a hacerla 'forzado por sus colegas europeos' pero aprobando una reforma 'mal enfocada e insuficiente', que ha hecho además que los sindicatos convoquen una huelga general.

'El Gobierno nunca ha tenido un plan, ni para hacer frente a la crisis ni para salir de ella'

Tras subrayar que el 'perjuicio' que va a causar a la economía española el paro de mañana 'ya no tendrá remedio', expresó su deseo de que se pueda 'pasar página cuanto antes' de esta 'desafortunada convocaoria' y ponerse 'manos a la obra de lo que necesita España', que, a su juicio, 'es mucho'.

Como ya expuso en el Debate sobre el estado de la Nación celebrado el pasado mes de julio, Rajoy insistió en que la solución de la crisis pasa 'de forma inevitable' por unas elecciones generales. 'El Gobierno se ha convertido para su desgracia y para la del conjunto de los españoles, en un factor de desconfianza. Lo era en el pasado y lo es ahora, aún a pesar de sus pregonadas rectificaciones. Y lo es por su falta de criterio económico. Nunca ha tenido un plan, ni para hacer frente a la crisis ni para salir de ella'.

En su intervención, enumeró, sin concretalo mucho,  su 'plan de actuación' para afrontar la crisis económica que padece España, con medidas para atajar el endeudamiento, una reforma laboral 'más allá de los parches de dudosa eficacia del Gobierno', una reforma fiscal y una reforma energética, entre otras.