Público
Público

La reforma inicia el trámite con los votos de PSOE, PP y UPN

Los grupos minoritarios critican con contundencia la reforma: "El PSOE y el PP han hecho añicos el consenso constituyente". Alonso niega que vaya a suponer un recorte social y Sáenz de Santamaría pide más medidas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Golpe a la Constitución'. 'Una involución democrática'. 'Una ruptura del consenso constituyente'. 'El último golpe asestado a la izquierda y a una posible salida social de la crisis'. Los grupos minoritarios han alzado la voz en el Congreso contra el PSOE y el PP por la reforma constitucional. Se han mostrado muy duros criticando las formas y el fondo de las nuevas reglas fiscales.

Sin embargo, la iniciativa seguirá adelante tras la aprobación de su tramitación, con los votos del PSOE, PP y UPN (318 votos a favor, 16 en contra y dos abstenciones). Los diez diputados de CiU, pese a ejercer el turno en contra para forzar un debate, levantaron las manos y renunciaron a participar en la votación en forma de protesta.Como es costumbre en la cámara, el choque de los discursos ha sido abismal. No obstante, esta vez no se ha escenificado entre el PSOE y el PP, sino entre estos dos y el resto de partidos.

El portavoz de CiU, Duran i Lleida, ha acusado a los dos partidos principales de la cámara de 'romper el proceso constituyente'. El portavoz de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, reprochaba el ninguneo al resto de grupos parlamentarios y pedía a los diputados que se rebelaran: 'para lo que nos queda en el convento...'.

El portavoz de IU ha calificado la iniciativa como una 'reforma total, no parcial, de la Constitución' puesto que se pasa de 'la soberanía de los ciudadanos a la soberanía de los mercados'. Joan Ridao, de ERC, considera que meter mano en la Carta Magna supone una 'sobreactuación y una impostura innecesaria'. Además, alerta sobre su peligrosidad: 'La reforma atiende a los papeles de FAES y de Aznar, que es el padre de esta reforma' ha afirmado. Josu Erkoreka, portavoz del PNV, ha hablado de 'atropello' y ha tachado la reforma de 'profundamente ideológica. Y nosotros con estos pelos', ha culminado.

'Aznar es el padre de esta reforma'Los reproches han sido compartidos: las formas con las que se quiere aprobar la reforma, su carácter exprés y la falta de consenso.  Dudan de su eficacia y la consideran innecesaria.  Los partidos nacionalistas han recalcado además que se les carga el 'muerto' a las autonomías.

Mientras, PSOE y PP ha ido a lo suyo. Han mantenido su discurso. El portavoz del grupo socialista en el Congreso ha reconocido que la reforma de la Constitución se debe a una mera cuestión de confianza. La de los mercados en la economía española. Esta es la idea fuerza que ha empleado el socialista para justificar la inclusión del techo del gasto en la Constitución. 'Somos un país cumplidor, no debe haber ninguna duda al respecto', ha asegurado. Ningún atisbo de las dudas que ayer parecían rondar en Ferraz.

Además, asegura que no hay elección.  Sin estabilidad presupuestaria no se puede sostener el Estado del bienestar, ha afirmado Alonso en su turno de réplica.
'No es la primera vez ni será la última vez que se reforme la constitución'El portavoz socialista rechaza que las nuevas reglas fiscales vayan a suponer un recorte del gasto social. 'Si se recorta dependerá del estado de la economía y del que gobierne en cada momento'. Para el partido socialista se trata de una medida 'solvente y contundente'. El portavoz socialista ha recordado que el techo de gasto se podrá superar en momentos excepcionales.

Por su parte, la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha realizado un discurso semajante al de Alonso.  Ha hablado de una medida 'trascendental' y 'necesaria' y del consenso alcanzado con el PSOE.  Sin embargo, para los conservadores, esta medida no es suficiente. En este sentido, Jáuregui ha abierto hoy la puerta a nuevas reformas para mejorar la confianza que tienen los mercados sobre la economía española.

  Alonso asegura que no hay alternativa'No hay política social si no se aseguran los recursos para mantenerla', ha sentenciado. 'No es la primera vez ni será la última vez que se reforme la constitución. Es un primer paso para devolver la confianza de la economía española'.

Si finalmente se acepta la tramitación de la propuesta y se establece que sea por la vía de urgencia y de lectura única, el texto podrá ser aprobado el próximo viernes, en otro pleno extraordinario.

Cuando finalice la sesión plenaria de hoy se abrirá un plazo para que los grupos presenten enmiendas, que finalizará a las 14.00 horas del próximo jueves. La reforma pasará la semana próxima por el Senado, probablemente el día 6, y allí quedaría definitivamente aprobada si no hay ningún cambio. Si hay cambios, debería volver al Congreso.

DISPLAY CONNECTORS, SL.